El Servicio Secreto de Estados Unidos ha interceptado una carta con partículas de ricina remitida al presidente norteamericano, Barack Obama, horas después de que se conociese el envío de otro paquete similar al senador republicano Roger Wicker.

La carta sospechosa dirigida a Obama llegó el martes a un centro de correos de la Presidencia situado en Washington pero fuera de la Casa Blanca. Los servicios de seguridad detectaron la sustancia durante los escáneres rutinarios y pusieron el paquete en "cuarentena".

El FBI ha confirmado en un comunicado que "contenía una sustancia en granos que, en las pruebas preliminares, ha dado positivo para ricina". La confirmación definitiva sobre el contenido aún tardará "entre 24 y 48 horas".

"Es importante resaltar que las actividades en la Casa Blanca no se han visto afectadas como resultado de esta investigación", ha aclarado la agencia federal.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha confirmado al inicio de su rueda de prensa diaria que Obama ha sido informado sobre esta amenaza, igual que también fue notificado tras la detección, en un centro postal de Maryland, de un paquete sospechoso enviado a Wicker.

En ambos casos, se trata al parecer de partículas de ricina, una potente toxina para el que no hay antídoto y que causa hemorragia intestinal, diarrea, vómitos, deshidratación e hipotensión. Puede causar la muerte en un plazo de 36 horas.

Sin relación con Boston

La interceptación de las dos cartas se produjo un día después de los atentados de Boston, en los que perdieron la vida tres personas y casi dos centenares resultaron heridas. Sin embargo, según el FBI, no hay pruebas que acrediten una "conexión" entre ambos sucesos.

"No hay indicaciones de que haya una conexión con el ataque en Boston", indicó el FBI en un comunicado, en el que anticipó que aún "pueden recibirse más cartas" como la dirigida a Obama.

Evacuación del Capitolio

Precisamente, la policía del Capitolio de Estados Unidos cerró hoy temporalmente parte de dos edificios de oficinas del Senado tras recibir informes sobre dos paquetes sospechosos y está interrogando al individuo que los entregó en la recepción de esos inmuebles.

Según informó en un comunicado la oficina del senador por Alabama Richard Shelby, las autoridades "investigan un paquete sospechoso entregado en la recepción" del edificio Russell, donde él trabaja.

Parte de los trabajadores de ese edificio y de otro cercano, el edificio Hart, adonde llegó el otro paquete, permanecen en sus oficinas y no se les permite entrar ni salir, informó por su parte la cadena CNN.

Evacúan los juzgados de Boston por amenaza de bomba

Agentes del departamento de Seguridad Nacional ordenaron hoy evacuar el edificio que alberga los juzgados federales de Boston (Massachusetts) al recibir una amenaza de bomba, según informó la cadena de televisión local WBZ Boston News.

Se trata de la corte federal Joseph Moakley, frente a la que se habían concentrado numerosos ciudadanos y medios de comunicación, expectantes ante la posible llegada de algún sospechoso en relación a los atentados del pasado lunes en la maratón de la ciudad.

En su cuenta de Twitter, la periodista de WBZ Karen Anderson, quien se encontraba en el interior del edificio, explicó cómo la policía le ordenó que saliese de él, mientras los agentes de seguridad repetían una y otra vez "código rojo".

Según WBZ, la evacuación se debió a una "amenaza de bomba" en los juzgados, por la que tanto curiosos como prensa fueron reubicados a más de 60 metros del inmueble.

Este mismo hecho ha obligado a retrasar la rueda de prensa de la policía sobre los avances en la investigación sobre los atentados del lunes, inicialmente prevista para las 17:00 hora local (21:00 GMT), según indicó el Departamento de Justicia.