El Partido Socialista (PS) de Portugal rechazó participar en el Gobierno de salvación nacional propuesto hoy por el jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, e insistió en que se celebren elecciones anticipadas inmediatas.

El PS "no apoyará ni formará parte de ningún Gobierno sin que los portugueses reflejen su voluntad en elecciones", afirmó el dirigente Alberto Martins al expresar la posición de su partido, favorable a un diálogo con todas las fuerzas parlamentarias y no limitado a las tres mayores (el PS y los dos conservadores) propuesto por Cavaco.

Martins subrayó la disposición permanente del PS al diálogo pero sin aceptar la propuesta de Cavaco, que llamó a los socialistas, los socialdemócratas (PSD, centro-derecha) y los democristianos (CDS-PP) a un Ejecutivo de "salvación nacional" que cumpla el programa del rescate y convoque elecciones dentro de un año.

El jefe de Estado no respaldó la propuesta que le presentaron el viernes pasado el PSD y el CDS-PP para mantener su coalición de Gobierno, tras superar sus divergencias internas y la dimisión de dos ministros hace una semana.

Cavaco apeló a la situación de "emergencia nacional" en la que se encuentra Portugal para pedir a los dos partidos conservadores y al socialista que lleguen a un acuerdo de Gobierno para cumplir el programa de rescate y convocar elecciones anticipadas cuando concluya, en junio de 2014.

El jefe de Estado, que mantiene así abierta la crisis política que vive Portugal desde hace una semana, descartó sin embargo la convocatoria de elecciones inmediatas, como piden los socialistas, por la inestabilidad e incertidumbre de un periodo electoral y el "riesgo considerable" de un segundo rescate financiero del país