El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, llegó este martes a Kiev para apoyar a las nuevas autoridades ucranianas que llegaron al poder tras el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich.

Según las agencias locales, el alto cargo estadounidense fue recibido en el aeropuerto por la secretaria de Estado adjunta de EE.UU. para Asuntos Europeos, Victoria Nuland, el ministro de Exteriores ucraniano en funciones, Andréi Deschitsa, y el embajador de EEUU en Ucrania, Geoffrey Pyatt.

Kerry viaja a Kiev para presentar un paquete de ayuda a la economía ucraniana y promover una mediación internacional en el país, tras la intervención militar rusa en la península de Crimea.

El gobierno de Estados Unidos anunció una ayuda económica para Ucrania con un subsidio de alrededor de 1.000 millones de dólares para energía, al tiempo que el secretario de Estado, John Kerry, inicia su visita a Kiev.

El presidente Barack Obama "ha dejado en claro que Estados Unidos continuará su apoyo al gobierno de Ucrania, incluida la ayuda económica", indicó un comunicado de la Casa Blanca.

El gobierno de EE.UU. "ha estado trabajando intensamente con sus socios internacionales para desarrollar un paquete de asistencia que proporcionará apoyo financiero y técnico rápido para que Ucrania recupere su estabilidad económica", señaló.

Como parte de ese esfuerzo internacional Washington ha preparado una ayuda bilateral "enfocada en la atención de las necesidades más apremiantes y que ayude a que Ucrania aplique las reformas necesarias para que tenga éxito su programa con el Fondo Monetario Internacional".

El gobierno de Obama elabora con el Congreso y el gobierno de Ucrania un programa de 1.000 millones de dólares en garantías de préstamos para proteger "a los ucranianos vulnerables de los efectos de la reducción de los subsidios a la energía".

Kerry llega a la capital ucraniana en medio de una tensión sin precedentes en la historia postsoviética entre EEUU y Rusia, que ha aumentado su presencia militar en la república autónoma ucraniana de Crimea tras la marcha de Yanukóvich.

Estados Unidos suspendió sus negociaciones con Rusia para estrechar sus lazos comerciales y de inversión debido a la intervención militar de este país en la península ucraniana donde alquila una base naval, a orillas del Mar Negro.

Además, el Pentágono anunció la suspensión de toda cooperación militar con Rusia por su intervención en Crimea, lo que incluye encuentros bilaterales, maniobras militares conjuntas, conferencias y visitas a puerto.