Efectivos del Ejército ucraniano han repelido un intento de fuerzas militares rusas de penetrar en una región fronteriza con la península de Crimea, según ha denunciado el Ministerio de Defensa ucraniano.

El comunicado informa que en la operación se emplearon aviones, efectivos de tierra y un batallón aerotransportado, aunque no especifica si se hizo uso de la fuerza ni si hay algún tipo de herido.

También el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano ha denunciado el "desembarco" de efectivos del Ejército ruso en la región de Jerson. En consecuencia, ha trasladado su "contundente y categórica protesta" por la acción militar rusa.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores denuncia la invasión militar por parte de Rusia y exige la inmediata retirada de sus fuerzas militares del territorio de Ucrania", indica el texto. "Ucrania se reserva el derecho a emplear todos los medios necesarios para detener la invasión militar de Rusia", concluye.

El Ejército ucraniano ha desplegado tropas y aviones en la región del istmo de Arbatskaya, uno de los escasos vínculos por tierra que unen la península de Crimea con el resto de Ucrania, ante el desembarco de tropas rusas en la zona.

El Servicio de Fronteras ucraniano ha informado de que los militares han adoptado posiciones defensiva en el istmo después de que unos 60 militares rusos llegaran al mismo con tres vehículos blindados y comenzaran a cavar trincheras. Unas dos horas después llegaron seis helicópteros rusos con otros 60 militares a la localidad de Sterlkovoye.

En un contacto entre ambas partes, los rusos informaron de que se habían desplegado "para evitar atentados terroristas" en una estación de bombeo de gas. "En este momento no hay riesgo de confrontación", según el Servicio de Fronteras ucraniano.

Por su parte, Rusia vetó hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU la resolución presentada por Estados Unidos para defender la integridad territorial de Ucrania y no reconocer el referéndum de Crimea.

El voto mostró el aislamiento de Rusia, que fue el único país que se pronunció en contra, mientras que el resto del Consejo votó a favor y China se abstuvo.

Churkin aseguró que Moscú defiende el "principio de la integridad territorial de los Estados", pero subrayó que el caso de Crimea cuenta con características extraordinarias.

Entre ellas destacó que la actual situación en la península deriva del "golpe de estado inconstitucional llevado a cabo por radicales" en Kiev y la amenaza que este supuso para la población de Crimea.

Además, recordó que la zona fue rusa hasta 1954 y que se cedió a Ucrania "violando las normas" de la Unión Soviética y "sin tener en cuenta la opinión de la población", lo que tampoco se hizo tras la desintegración de la URSS, cuando Crimea permaneció como territorio ucraniano.

Estados Unidos afirmó en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que Rusia puede vetar la resolución contra el referéndum de Crimea pero no "la verdad" sobre su actuación en Ucrania.

Después de que Rusia vetó hoy la resolución presentada por Estados Unidos para defender la integridad territorial de Ucrania, la embajadora de Washington ante Naciones Unidas, Samantha Power, afirmó que Moscú "ha usado su veto como cómplice de una incursión militar ilegal".

Rusia dijo hoy que examinará todas las peticiones que le lleguen de Ucrania para que se defienda a los "ciudadanos pacíficos", informó el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso en un comunicado.

"A Rusia están llegando muchos llamamientos con la petición de que se defienda a los ciudadanos pacíficos. Todas estas solicitudes serán atendidas", dice el texto, colgado en la página web del Ministerio.

En la nota se hace referencia a la muerte de dos personas anoche en la ciudad oriental ucraniana de Járkov, zona de población mayoritariamente rusohablante, un incidente que el Ministerio considera "una provocación contra ciudadanos pacíficos".

El texto señala, además, que "en Ucrania siguen causando desórdenes "combatientes, entre ellos el Sector de Derechas", un grupo ultranacionalista ucraniano.

Según se informó anteriormente, al menos dos personas murieron y una tercera, un policía, resultó herida anoche en un tiroteo en el centro de Járkov.

El jefe de la administración regional de la ciudad, Ígor Baluta, dijo que el tiroteo se produjo después de que un microbús, que era buscado por la policía, irrumpiera en una plaza donde se celebraba un mitin prorruso y sus ocupantes lanzaran petardos contra los manifestantes.

Según testigos citados por el canal ruso Rossía 24, tras el incidente, los manifestantes se dirigieron hacia la sede del grupo Sector de Derechas e intentaron tomarla por asalto.

Los ultranacionalistas repelieron el ataque a tiros, tras lo cual el edificio fue cercado por la policía, y solo después de varias horas de negociaciones, los militantes de Sector de Derechas se entregaron a la policía.