La policía neerlandesa ha detenido por pornografía infantil a un entrenador del club de hockey HGC al que asisten cerca de La Haya las tres hijas de los reyes de Holanda, informó hoy la fiscalía.

En el ordenador personal del detenido, un hombre de 45 años y que era uno de los más veteranos en el club, la policía encontró diversos vídeos y fotografías de pornografía infantil,así como grabaciones clandestinas en los vestuarios del centro deportivo.

Las imágenes podrían contener, según la información dada por un portavoz de la policía y de las que se ha hecho eco The Telegraaf, imágenes de chicas de entre 16 y 18 años y en ellas no saldrían las pequeñas de los Orange, Amalia, Alexia y Ariadne, de menor edad.

Según fuentes recopiladas por el mismo diario, una sesión de información para los padres ha sido organizada por el club, donde el hombre llevaba años trabajando como voluntario sin despertar ninguna sospecha.