Al menos una persona murió en El Salvador por el terremoto de 7,3 grados de magnitud en la escala de Richter que se produjo el lunes en el Pacífico, obligó a declarar una alerta de tsunami en la costa salvadoreña y se sintió en otros países centroamericanos, informaron hoy fuentes oficiales.

El fallecido es un indigente a quien le cayó un poste del tendido eléctrico en la ciudad de San Miguel (este), confirmaron a medios locales, por separado, el alcalde de esa ciudad, Wilfredo Salgado, y el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, así como la Fiscalía General de la República, entre otras autoridades.

La alerta, declarada poco después del seísmo, se mantendrá en las primeras horas de hoy martes como medida preventiva, "pero no tenemos reporte de que un tsunami vaya a suceder", dijo al Canal 4 de televisión la titular del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl.

Meléndez declaró a la estatal Radio Nacional de El Salvador que "afectaciones graves, evidentes, no se han tenido", aunque sí se registran daños menores en viviendas, otros inmuebles, carreteras y muros en diversas partes del país.

El funcionario matizó que se hará "una revisión más en detalle" a fin de establecer la magnitud de los daños.

Entre los daños preliminares se cuenta la "afectación leve de 12 viviendas" en el cantón La Peña, en el municipio de Alegría, departamento de Usulután (este), indicó Protección Civil en Twitter.

El MARN precisó en un reporte definitivo que el temblor tuvo una magnitud de 7,3 grados, se produjo a las 21.51, hora local (3.51 GMT), unos 65 kilómetros al sur de la costa del departamento de La Unión (este), y su profundidad focal fue de 40 kilómetros.

El movimiento telúrico alcanzó en San Salvador una intensidad de entre seis y siete en la escala modificada de Mercalli, cuyo máximo es 12, añadió el informe.

El terremoto fue ocasionado por la subducción de las placas Cocos y Caribe, que produce la actividad sísmica en el Pacífico centroamericano, explicó al Canal 4 el gerente de Geología del MARN, Manuel Díaz.

La ministra Lina Pohl señaló que más de dos horas después del sismo se habían registrado al menos siete réplicas, la más fuerte de ellas de 4,1 grados de magnitud en la escala de Richter.

El seísmo fue sentido también en México, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, según autoridades y medios de prensa de El Salvador.

El temblor se prolongó alrededor de medio minuto y fue reportado desde prácticamente todo el territorio salvadoreño.

Muchas personas abandonaron sus hogares hacia las calles en busca de seguridad y en algunos sectores de San Salvador hubo cortes del fluido eléctrico, según versiones de prensa.

Además, se reportó la caída de objetos en algunas viviendas, hospitales o negocios, así como la evacuación de pacientes en varios centros asistenciales y la congestión temporal de líneas de telefonía móvil y de internet.