"Tuve claro desde el principio que se trataba de armas automáticas. Los disparos hacían temblar la tierra", relató a Efe un testigo presencial del ataque que hoy se cobró la vida de al menos doce personas en la sede del semanario satírico francés "Charlie Hebdo".

El testigo, que pidió el anonimato, se encontraba a unos veinte metros de la sede de la revista sobre las 11.30 locales (10.30 GMT) cuando dijo que empezó a escuchar el sonido de los disparos.

Escuchó "al menos una decena de disparos", antes de ver a un policía salir malherido a la calle, sangrando abundantemente, y que fue ayudado por dos vehículos policiales y retirado del lugar.

La sede del "Charlie Hebdo", en el parisino distrito XI, se encuentra en una calle aledaña a uno de los grandes bulevares de la capital francesa, en una zona residencial en la que apenas se encuentran comercios.

El periodista, dibujante y director de "Charlie Hebdo", Charb, y otros tres de los principales dibujantes del semanario satírico francés, Cabu, Tignous y Wolinski, figuran entre los 12 muertos del ataque perpetrado hoy en su sede por presuntos terroristas.

Miembros de Al Qaeda, según una dibujante de 'Charlie Hebdo'

Los asaltantes hablaban perfecto francés y decían ser miembros de Al Qaeda, según ha relatado una de las dibujantes de la publicación que ha sido testigo de los hechos.

En declaraciones a 'L'Humanité', Corinne Rey, 'Coco', ha contado que había salido a recoger a su hija a la guardería y "al llegar a la puerta del edificio del periódico dos hombres encapuchados y armados nos han amenazado brutalmente".

"Quería entrar, subir. He tecleado el código. Han disparado contra Wolinksi, Cabu (...) ha durado cinco minutos", ha explicado, citando a dos de los dibujantes del semanario que figuran entre los fallecidos, entre los que también está el director de la publicación.

"Me escondí debajo de un escritorio (...) hablaban perfecto francés (...) se reivindicaban como miembros de Al Qaeda", ha añadido la dibujante.

Los asaltantes, vestidos de negro y fuertemente armados, han irrumpido antes de mediodía en la sede del semanario,han abierto fuego y se han dado a continuación a la fuga, disparando contra los agentes encargados de proteger el edificio. El coche en el que se han fugado los sospechosos ha sido encontrado estrellado posteriormente y estos habrían robado otro para continuar con su huida.