El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, coincidieron hoy en la necesidad de cambiar la estructura actual de la troika, formada por el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una rueda de prensa celebrada en Nicosia con motivo de su primer viaje institucional al extranjero, Tsipras reiteró su postura de que "es necesario sustituir a la troika" de acreedores, porque, dijo, Europa "necesita un respiro".

"Creo que ya es hora de sustituir a la troika porque Europa necesita un respiro. La troika ha sido criticada por carecer de legitimidad. Su sustitución sería un paso importante institucional para el bien de Grecia y de Europa", afirmó Tsipras.

En un lenguaje algo más críptico, Anastasiadis señaló que "también nosotros creemos que cada cambio institucional hacia lo mejor, algo que al parecer comparten bastantes países actualmente, será beneficioso", para los países que se encuentran bajo un programa, es decir, también para Chipre, que ha sido asimismo objeto de un rescate.

El debate sobre el futuro de la troika, lanzado por el nuevo Gobierno de Atenas, podría estar tomando cuerpo, pues según informaciones del diario alemán "Handelsblatt", el propio presidente de la Comición Europea, Jean-Claude Juncker, estaría dispuesto a disolverla y a buscar una "alternativa" para Grecia.

En la rueda de prensa conjunta con Anastasiadis, Tsipras se refirió también al supuesto coqueteo de Grecia con Rusia y aseguró que su Gobierno no está buscando ninguna cooperación especial ni tampoco una financiación por parte de ese país.

"Estamos en una negociación importante con nuestros socios en Europa y con los que ya han prestado dinero a Grecia. No hay otra prioridad", dijo Tsipras.

El primer ministro griego aclaró que "nuestra prioridad es un acuerdo con los acreedores para el beneficio de todos", y añadió que no "hay nada sobre la mesa" respecto a Rusia.

Eso no quita, añadió Tsipras, que tanto Grecia como Chipre puedan jugar un papel como "puente" entre la Unión Europea y Rusia.

"Discutimos con el presidente Anastasiadis la posibilidad de emprender algunas iniciativas para reducir la tensión entre Rusia y la Unión Europea, para el beneficio de todos los pueblos europeos. No está bien que una guerra se transforme también en guerra económica", dijo en alusión a las sanciones impuestas a Rusia por el conflicto en Ucrania.

Primer viaje oficial

Tsipras llegó esta mañana a Chipre en su primer viaje institucional al extranjero, un gesto simbólico y tradicional en los jefes de Gobierno helenos.

Fuentes gubernamentales chipriotas indicaron que aunque la visita tiene sobre todo un carácter simbólico, ha sido "muy sustancial".

Las mismas fuentes indicaron que en la reunión de ambos dirigentes se discutieron principalmente cuatro asuntos: la cuestión de Chipre, asuntos europeos, la colaboración regional y sobre energía.

"La economía ha sido un tema secundario", indicaron a Efe las fuentes.

El mandatario chipriota puso al corriente al primer ministro griego sobre los últimos desarrollos chipriotas tanto a nivel de energía como respecto al problema de la reunificación de Chipre.

En este contexto, Tsipras ofreció a Anastasidis el pleno respaldo griego a una solución de ese problema y a la creación de una federación bicomunal y bizonal con una única soberanía.

La solución debe ser sostenible y satisfactoria tanto para los grecochipriotas como para turcochipriotas, sostuvo el político izquierdista griego, quien añadió que para que se relance el diálogo entre ambas comunidades es necesario que Turquía cese de violar la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Chipre.

Con ello aludió a la reciente incursión de un buque de exploración turco en la zona donde Chipre está haciendo prospecciones de petróleo y gas, que ha llevado a la suspensión del diálogo entre las comunidades greco y turchochipriota.