El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó este lunes que, si "fracasa" la diplomacia para resolver el conflicto de Ucrania, evaluará "todas las opciones" disponibles, entre ellas la entrega de armamento al Gobierno de Kiev, aunque añadió que todavía no ha tomado una decisión al respecto.

Obama dijo que habló hoy sobre esta cuestión con la canciller alemana, Angela Merkel, con quien compareció en una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca, y que mantendrá consultas con otros países aliados antes de tomar una decisión.

Al insistir en que la decisión no está tomada y sin fijar un plazo para ello, Obama declaró que su equipo estudia medidas "adicionales" para "ayudar a Ucrania a reforzar sus defensas frente a la agresión separatista".

El gobernante subrayó que los rebeldes prorrusos de Ucrania "han violado todos los compromisos" establecidos el año pasado para resolver el conflicto y acusó a Rusia de enviar "más tanques" en apoyo de los separatistas, pero insistió varias veces en que EEUU busca y confía en una solución "diplomática".

Rusia "ha pagado un precio muy significativo por sus acciones, primero en Crimea y ahora en el este de Ucrania", recalcó Obama.

"Y una de las cosas por las que estoy muy alentado es por el grado en que hemos sido capaces de mantener la unidad entre Estados Unidos y Europa en este tema", añadió.

Por su parte, Merkel reiteró que no apoya una solución militar al conflicto de Ucrania, pero puntualizó que su alianza con Estados Unidos se mantendrá "sólida", incluso si el Gobierno de Obama decide entregar armamento a Kiev.

Mientras, los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobaron hoy nuevas sanciones contra rusos y ucranianos por desestabilizar Ucrania, pero acordaron aplazar su entrada en vigor, a la espera del resultado de la cumbre de los gobernantes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania prevista el miércoles en Minsk.