Al menos cinco personas han muerto y una decena más están heridos, varios de gravedad, tras un atentado contra un restaurante de Bamako, muy popular entre los occidentales establecidos en la ciudad, dijeron a Efe fuentes policiales.

Según las primeras informaciones, hay un francés y un belga entre los muertos, y tal vez un tercer occidental, mientras que los heridos, ocho de ellos en estado grave, han sido trasladados al Hospital Gabriel Touré.

Dos personas han sido detenidas hoy por las autoridades malienses, sospechosos de estar implicados en el atentado.

El atentado fue perpetrado por un grupo de hombres encapuchados, que entraron en el restaurante La Terrace, en el barrio de L'Hypodrome, poco después de la medianoche y lanzaron varias granadas entre los asistentes, antes de comenzar a disparar indiscriminadamente con armas automáticas y darse a la fuga.

El tiroteo en el restaurante La Terrasse, muy popular entre los extranjeros occidentales, comenzó alrededor de la 1 de la mañana. "Había dos personas que iban armadas y encapuchadas. Uno entró en el restaurante La Terrasse y abrió fuego contra la gente. Luego subió a un vehículo en el que la otra persona estaba esperando", dijo a Reuters el mando policial Falaye Kanté.

"Mientras huían por una calle vecina, dispararon a un hombre belga que estaba delante de su casa. Está muerto. No lejos de allí se encontraron con un vehículo policial y lanzaron una granada, matando al conductor", dijo.

Entre los muertos había una niña que falleció en el hospital, el conductor del coche de policía y un guardia de seguridad, dijo. Según testigos, la policía acordonó la calle donde el tiroteo restaurante tuvo lugar debido a que había granadas sin estallar.

Dos de los heridos son militares suizos, confirmó hoy el departamento federal (ministerio) de Defensa de la Confederación Helvética. Los dos soldados "están en estado crítico", informó el ministerio, que no dio más detalles al respecto.

Las fuerzas francesas tomaron el control del norte de Mali hace dos años, pero los insurgentes continúan realizando ataques. Francia cuenta con más de 3.000 soldados en África Occidental como parte de un contingente enviado para frenar a insurgentes vinculados a Al Qaeda.

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, confirmó que un ciudadano francés estaba entre los muertos en el ataque Bamako. Fabius condenó el ataque y dijo que refuerza la determinación de Francia de "combatir el terrorismo en todas sus formas".

La embajada francesa en Mali dijo el sábado que había alertado a sus ciudadanos y ha reforzado la seguridad.

El ministro de Asuntos Exteriores belga, Didier Reynders, también condenó la violencia y dijo que podría tratarse de un ataque terrorista, en declaraciones.

El gobierno de Mali firmó una propuesta de paz preliminar el domingo con la intención de poner fin a la lucha con los separatistas del norte, pero los rebeldes liderados por tuaregs exigieron más tiempo antes de aceptar un acuerdo.