Una niña de 18 meses ha sobrevivido 12 horas en el río Spanish Fork, cerca de Salt Lake City, tras caer al agua el vehículo en el que viajaba con su madre, que falleció en el accidente.

La pequeña, Lily Groesbeck, fue encontrada flotando boca abajo en un asiento de coche por un pescador de la zona que alertó a la policía. La niña, que se encuentra en estado crítico, tuvo que ser rescatada por tres policías y cuatro bomberos que después fueron tratados por hipotermia.

La investigación de la Policía apunta a que el accidente ocurrió en la noche del viernes, cuando el coche que conducía Lynn Groesbeck, la madre de la niña, cayó al río tras chocar con una de las barreras de cemento del puente.