Las redes sociales son un buen elemento para difundir contenidos de manera viral y, sobre todo, entre los más pequeños de la familia. 'La Ballena Azul' o 'El Abecedario del diablo' no son los únicos retos virales peligrosos. El nuevo "juego" consiste en desaparecer durante 48 horas sin dar noticias de su paradero a nadie.

El nuevo desafío, llamado '48 Hour Challenge' en inglés, reta a los menores a desaparecer durante dos días sin avisar, ni mantener ningún tipo de contacto con adultos durante ese periodo de tiempo. La puntuación de los participantes se basa en el nivel de alarma que se desata tras su desaparición: cada mensaje publicado en redes sociales sobre la búsqueda del menor suma puntos.

El reto se ha vuelto muy popular en Irlanda donde una joven de 14 años desapareció junto con sus amigos y nadie supo nada de ellos durante al menos 55 horas. La madre, afectada, ha calificado la experiencia como "una ansiedad inenarrable". "Estaba aterrorizada ante la idea de que estuviesen muertos o que hubiesen sufrido alguna violación", explicaba la madre a 'The Independent'.

Sin embargo, el problema de estos juegos radica en el impacto severo que puede tener en la conducta de los jóvenes que, a pesar de las consecuencias, lo consideran como algo divertido que no tiene importancia para la familia. "Estos chicos creen que es divertido. No había ni siquiera un ápice de remordimiento cuando mi hija fue localizada por la policía, y cuando los agentes la trajeron a casa pude ver que se habían hecho selfis dentro del coche policial. Era aterrador y mi niña, que tiene 14 años, no parece entenderlo", relata la madre de la pequeña que, finalmente, apareció en el condado de Derry.

Este es un nuevo ejemplo de cómo las modas y retos virales pueden llegar a ser ser peligrosos, como ya ocurrió con el el juego de 'La Ballena Azul' o el reciente reto de ponerse hielo y sal para causarse quemaduras en el cuerpo.