Un padre se llevó la sorpresa de su vida al descubrir que su hija de nueve años reservó unas vacaciones en Disneyland París por valor de 1.000 libras -aproximadamente unos 1.131 euros- después de que la pequeña adivinara su contraseña de PayPal, según ha informado 'The Daily Mail'.

La pequeña, de 9 años, planeó sus vacaciones con todo lujo de detalles: gastó más de 400 euros en billetes de avión, compró una tarjeta regalo del hotel, se gastó casi 250 euros en un viaje VIP a la Torre Eiffel. Además, la pequeña invirtió más de 430 euros en entradas para acceder al famoso parque temático y darse una vuelta en el tren Disneyland Express. Sus vacaciones soñadas.

En un principio, PayPal no quiso devolver el dinero al adulto, pero, finalmente, accedió y le devolvió el monto gastado.

"No creo que Susan realmente se de cuenta de la gravedad de sus actos", aseguró Wilson al rotativo ingles.