Un sex shop australiano ha sufrido un robo de miles de euros. Y el ladrón tan solo ha sustraído un artículo. Se trata de una de las muñecas sexuales más caras del mundo, Dorothy, valorada en 3.818 euros. La muñeca mide 168 cm y es una de las muñecas para adultos mejor cotizada en el mercado por su aspecto realista.

La policía de Victoria, Australia, busca ahora al hombre que asaltó la tienda erótica ataviado con un pasamontañas y sustrajo el valioso artículo.

Los detectives de la Unidad de Investigaciones del Crimen de Kingston han lanzado imágenes de la cámara de seguridad que captó el momento del asalto. Además han informado de que el hombre llegó a la tienda de adultos sobre las seis de la mañana en una furgoneta blanca y ataviado con un pasamontañas negro.

El delincuente accedió a la tienda utilizando un cortador de pernos para atravesar la valla y una boca de incendios para acceder a la tienda.