Kayla Speer, una joven de 23 años estadounidense, descubrió que su novio le era infiel gracias a un repartidor a domicilio según explicó ella misma a través de su cuenta de Twitter, que ahora está en modo privada.

Decidió enviarle un sándwich de la cadena Jimmy John's al chico, que supuestamente había pasado toda la tarde estudiando. "Oye, la comida ya está en camino, por favor deja una propina", le escribió a su pareja y según ha recogido el medio británico Mirror.

Pero tras una larga espera, creyó que se había quedado dormido tras la ardua jornada de estudio. Después de un tiempo recibió un simple mensaje de "gracias". Sin embargo, el repartidor de la Jimmy John's llamó a la joven para anunciarle una triste noticia.

"Mire, normalmente no hacemos esto pero creo que le gustaría saberlo. Cuando nos acercamos a la puerta pudimos ver hacia el interior del departamento y su novio estaba en calzoncillos y con una mujer desnuda encima de él".

Luego de verificar de que la versión del empleado era cierta, Kayla terminó la relación y agradeció en su cuenta de Twitter al restaurante por la honestidad. A su vez la cadena ofreció participar en una fiesta de separación, aportando toda la comida.