Si hay una isla en la que la aprobación del Brexit causó en un primer momento una auténtica alarma fue en Lanzarote. No en vano el 48% de todos los turistas que visitan la isla de los volcanes cada año proceden del Reino Unido. Los operadores turísticos reconocen que los últimos tres años han sido un auténtico sin vivir por no saber exactamente cómo iba a terminar el divorcio entre la Unión Europea y el Reino Unido. Ahora, un día después de la entrada en vigor del Brexit los ánimos están más tranquilos en Lanzarote.

Las cifras que hablan de la importancia del turismo británico en Lanzarote son elocuentes. De los tres millones de turistas que visitan la isla, alrededor de 1,4 millones proceden de algún punto del Reino Unido. De hecho, junto a Tenerife son las islas cuya economía turística depende en gran medida del comportamiento del mercado británico.

"Hay una apuesta clara y decidida del turismo británico por Lanzarote", reconoce la presidenta de la Federación de Empresarios Turísticos de Lanzarote, Susana Pérez después de los datos aportados por las agencias y turoperadores durante la reciente Feria Internacional de Turismo de Madrid.

A excepción de la quiebra del gigante Thomas Cook el resto de los grandes grupos turísticos han decidido incrementar o mantener sus vuelos con Lanzarote. Compañías aéreas como Britihs, Jet2.com y EasyJet ya han trasladado su intención de reforzar sus conexiones desde el Reino Unido con Lanzarote a partir del próximo verano.

Con 19 aeropuertos

Aberdeen, Belfast, Birminghamn, Bournemouth, Bristol, Cardiff, Doncaster, East Midlands, Edimburgo, Exeter, Glasgow, Jersey, Leeds, Liverpol y los cuatro aeropuertos de Londres son en estos momentos las conexiones que existen entre Lanzarote y el Reino Unido. Hasta el punto, que no hay ningún otro lugar de Europa que tenga tantos enlaces con Lanzarote.

"Está claro que la conectividad surge porque hay demanda", recalca Héctor Fernández que es consciente de que todavía no ha sido posible llenar todo el hueco que dejó la quiebra de Thomas Cook. "Es posible que en los datos de ocupación de este año se note la ausencia de Thomas Cook a pesar de que otras compañías han aumentado sus conexiones", afirma.

Susana Pérez destaca que el acuerdo alcanzado entre la UE y el Parlamento británico ha garantizado la operatividad de las líneas aéreas lo que ha permitido a las compañías poder programar sus vuelos.

Otro de los factores que a juicio de la presidenta de la Federación Turística será clave para seguir manteniendo el ritmo de visitas de británicos es la salud de la libra. "Es fundamental que los británicos mantengan su poder adquisitivo". Los últimos informes apuntan a que la libra seguirá manteniendo su fortaleza.

El tercer aspecto clave para que los turistas ingleses sigan viniendo de vacaciones está relacionado con los trámites aduaneros a la hora de acceder por los aeropuertos. "Hay que evitar las trabas burocráticas por lo menos para los que deseen permanecer menos de 90 días en nuestro país, al igual que viene sucediendo hasta ahora", añade Pérez.

El consejero delegado de la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote, que forma parte del Cabildo, Héctor Fernández, se muestra también tranquilo. "Hay que tener en cuenta que para los británicos las vacaciones forman parte de su cultura", indica. Y dentro de sus vacaciones el sol juega un papel decisivo. "Ellos miran al cielo pensando en el sol cada vez que hablan de sus vacaciones", sostiene.

"Lanzarote es un destino que está relativamente cerca del Reino Unido (unas cuatro horas en avión), con buenos precios, una excelente oferta hotelera", destaca el consejero delegado de Turismo Lanzarote.

Y sobre todo porque los lazos entre Lanzarote y el Reino Unido son muy importantes, hasta el punto que la comunidad británica es la más importante en la isla con mas de 6.000 residentes.

"Es un turista muy fiel que además le gusta estar rodeado de los suyos", indica Héctor Fernández. En este idilio juega un papel importante la localidad de Puerto del Carmen, en el municipio de Tías que se ha convertido en el auténtico bastión inglés en Canarias.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Tías, Manuel Fernández, se muestra también esperanzado por la evolución política que está adquiriendo el Brexit. "Nuestras sensaciones son positivas", reconoce Fernández que mantiene que la buena salud del turismo británico es fundamental para el desarrollo económico de su municipio.

Sin embargo, los responsables políticos conejeros son conscientes de que hay que estar muy vigilantes a las negociaciones que se produzcan entre la UE y el Reino Unido en los próximos meses. "A partir de ahora tendremos que estar muy atentos por lo que supone para nuestro mercado", afirma Susana Pérez. Así que Lanzarote seguirá con un ojo puesto en las negociaciones y otro en cuidar a sus ingleses.