Otro vídeo viral en Estados Unidos que provoca pasmo e indignación. Un ciudadano negro, y desarmado, murió después de que un policía de Minneapolis (Minesota) lo tuviera neutralizado en el suelo, junto a un coche. El agente mantuvo su rodilla presionando el cuello de ese hombre, pese a estar boca abajo, sin poder moverse, mientras el detenido suplicaba con un repetido "no puedo respirar". Algunos transeúntes afearon a los uniformados gritándoles "no se puede mover", "deja de presionarle el cuello" o "¿lo vas a matar?".

El FBI investiga la muerte

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este miércoles que, a petición suya, la Policía Federal estadounidense (FBI) y el Departamento de Justicia han iniciado una investigación sobre las circunstancias de la muerte de George Floyd por la Policía en Minneápolis, en el estado de Minnesota.

"Por petición mía, el FBIsobre la muerte muy triste y trágica en Minnesota de George Floyd", ha trasladado Trump a través de su cuenta en la red social Twitter.

"He pedido que se acelere la investigación y agradezco enormemente todo el trabajo realizado por la Policía local", ha agregado, al tiempo que ha asegurado que "se hará justicia".

En una grabación de vídeo puede verse a un policía blanco arrodillado sobre el cuello de Floyd, de 46 años y arrestado por una supuesta falsificación, durante varios minutos. Floyd trata de pedir ayuda y grita en repetidas ocasiones que no puede respirar.

Posteriormente, puede verse a Floyd inmóvil, antes de ser colocado en una camilla y trasladado en ambulancia. La muerte de Floyd ha causado indignación y protestas en Minneápolis, donde cientos de personas han salido a las calles reclamando justicia.