El caso de Madeleine McCann, que ha dado la vuelta al mundo por sus múltiples incógnitas sin desvelar, ha sido protagonista de un giro judicial del que se han hecho eco los medios de comunicación: un hombre de 43 años afincado en Braunschweig (Alemania) está siendo investigado en estos momentos por la fiscalía de dicha ciudad por ser el culpable del asesinato de la pequeña McCann en el año 2007.

Tres días más tarde de conocer esta noticia, han trascendido ya algunos de los delitos o presuntos delitos que el investigado podría haber cometido en aquella época: en total, 17 casos de distinta gravedad que oscilan del robo o el narcotráfico, a la violación. Este último acto deleznable fue cometido en Praia da Luz, en una villa que se ubicaba a diez minutos andando de donde Madeleine McCann y su familia disfrutaban del verano de 2007.

Christian Brueckner fue arrestado por la mencionada violación, que fue cometida en 2005 (es decir, dos años antes que la desaparición de la pequeña) contra una anciana estadounidense de 72 años a la que ató, pegó, agredió sexualmente y, finalmente, atracó. No fue hasta 2015 cuando dicha detención se llevó a cabo, por lo que actualmente se encuentra cumpliendo su condena. De confirmarse que este sospechoso es el asesino de Madeleine McCann, proseguirá uno de los casos más mediáticos a nivel mundial que se recuerdan.