A pesar de que la mayoría de la población intenya seguir las medidas que las autoridades sanitarias imponen para que la crisis del coronavirus vaya remitiendo, hay una corriente de gente que piensa que todo esto es un invento. Este pensamiento ha calado en mayor medida en Estados Unidos, donde muchos aseguran que todo esto es un invento para implantar el 5G o para vender vacunas innecesarias.

Y por ello se organizan eventos como las Covid parties, fiestas que jóvenes del país organizan con el fin de desarollar anticuerpos para el virus, o directamente porque creen que no existe. Y en una de estas fiestas, según informa Fox News, un joven de 30 años ha muerto por coronavirus. El hombre, antes de morir, le confesó a la enfermera que estaba a su cargo que había cometido un error, y que pensaba que el coronavirus era un bulo.

La enfemera del hospital metodista de San Antonio, en Texas, agregaba que compartía la historia, no como reprimenda o para meter miedo a la gente, sino para hacer ver que estas cosas son más que evitables. De momento, en Estados Unidos se han contabilizado ya más de 3.2 millones de contagios además de 134.581 muertes desde el inicio de la pandemia.