Las autoridades meteorológicas y de Protección Civil de Haití declararon hoy la situación de alerta roja, la máxima, ante la llegada de la tormenta tropical "Emily", que podría impactar en el país.

El Centro Meteorológico Nacional (CNM) prevé "muy intensas precipitaciones en Haití los próximos dos días", y que en varios departamentos se registren fuertes lluvias y golpes de viento con riesgo de deslizamientos de tierra e inundaciones.

Los departamentos que podrían ser mas impactados son el Sur, el Sureste, Grand-Anse, Nippes (Sur Oeste) y el Oeste, donde se encuentra la capital, Puerto Príncipe.

La situación es especialmente delicada en esta ciudad y en algunas de los alrededores, donde unas 700.000 personas viven en campamentos, bajo carpas y tiendas de campaña, desde que perdieron sus casas en el terremoto de enero de 2010.

Las autoridades pidieron a la población que siga con atención los boletines de información meteorológica, asegure sus bienes y objetos ante las probables inundaciones, así como los techos de las casas y de las tiendas.

También pidieron abastecerse de alimentos y prepararse para evacuar las zonas de riesgo. "Emily", la quinta tormenta tropical de la temporada de ciclones en el Atlántico, continúa hoy su ruta por aguas del oeste caribeño y se aproxima a la isla de La Española (Haití y la República Dominicana), informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

La tormenta se formó ayer en aguas del oeste del Caribe y varios países de la región ya están bajo alerta, incluidos Puerto Rico, San Cristóbal y Nieves y Antigua.

Se ha emitido un aviso de tormenta (paso del sistema en 36 horas) para las islas de Guadalupe, Desirade, Les Saintes y Marie Galante, así como Dominica, República Dominicana, Puerto Rico y las islas de Vieques y Culebra.