El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó hoy la propuesta de declaración presentada por la Unión Europea (UE), con el respaldo de Estados Unidos, para condenar la represión del régimen sirio de las protestas de la oposición.

La declaración, que pide el envío urgente de una comisión independiente que investigue presuntos crímenes contra la humanidad cometidos en Siria, obtuvo el respaldo de 33 países y el rechazo de Rusia, Cuba, China y Ecuador, que consideraron que esta iniciativa tiene "fines destructivos" y busca "desestabilizar la situación".

El resto de Estados representados en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra se abstuvieron -Bangladesh, Camerún, Yibuti, India, Malasia, Mauritania, Filipinas y Uganda- no pudiendo votar Libia, nación suspendida por las sanciones contra su régimen.

La UE y EEUU expresaron públicamente el amplio respaldo recibido por la resolución, que busca incrementar la presión sobre el régimen de Bachar al Asad, aunque fuentes diplomáticas a Efe expresaron a Efe cierta decepción por el contundente rechazo de Rusia y China, países que disponen de derecho a veto en el Consejo de Seguridad.

Antes de la votación, las delegaciones rusa y china expresaron de manera conjunta su rechazo a la resolución por considerar que tiene "fines destructivos y busca desestabilizar la situación en siria".

Rusos y chinos instaron al Consejo a recordar la importancia del respeto a la Carta de Naciones Unidas en lo que se refiere a las normas internacionales, el respeto a la soberanía de las naciones, su independencia y su integridad territorial.