El secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, alertó hoy de que más recortes al presupuesto del Pentágono, más allá de los aprobados por el Congreso esta semana, serían "peligrosos" y causarían un "verdadero daño" a la seguridad nacional.

"No tenemos que escoger entre la disciplina fiscal y la seguridad nacional", dijo Panetta durante su primera conferencia de prensa como titular del Pentágono.

"No nos equivoquemos: afrontaremos unos desafíos muy fuertes", afirmó, dos días después de que se promulgara la ley para aumentar el techo de la deuda estadounidense, que incluye recortes del gasto público de entre 2,1 y 2,4 billones de dólares en diez años.

Buena parte de esos recortes corresponderán al Departamento de Defensa, que perderá 350.000 millones de dólares de sus asignaciones para la próxima década.

Esos recortes "están en línea" con las proyecciones que habían realizado los jefes civiles y militares del Departamento de Defensa, precisó Panetta.

Pero según la nueva ley de techo de la deuda, un "supercomité" de doce legisladores demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso debe recomendar más recortes para antes de fin de año.

Si el Congreso no se pone de acuerdo, cabe la posibilidad de un recorte automático de otros 500.000 millones de dólares en Defensa.

El titular del Pentágono recordó que EEUU sigue afrontando un amplio rango de amenazas y desafíos, tanto de redes terroristas como de naciones enemigas que persiguen programas nucleares y de países emergentes que quieren "saber si, al final, mantendremos o no una defensa fuerte acá y en el resto del mundo".

Panetta ya había repetido la misma advertencia en una carta que envió el miércoles a los empleados del Pentágono, en la que dijo que recortes adicionales serían "completamente inaceptables".