El Ejército de Sudán del Sur confirmó la muerte de al menos 20 personas después de un ataque perpetrado este lunes contra milicianos de un oficial militar renegado.

El Ejército de Sudán del Sur ha iniciado una nueva ofensiva contra las fuerzas leales al líder rebelde, George Athor, que está escondido en el estado sursudanés de Jonglei, según informó este lunes una fuente diplomática a Reuters.

La región ha sufrido el último mes una ola de asesinatos masivos, lo que ha creado sombras ante los preparativos de Sur de Sudán para la independencia que tendrá lugar el próximo 9 de julio.

Aproximadamente, un 99 por ciento de los votantes optó por la independencia de Sur de Sudán en un referéndum celebrado en enero y estipulado tras el acuerdo de paz firmado en 2005 que acabó con décadas de guerra civil.

Los líderes de la zona meridional han acusado a Jartum de apoyar a Athor y a otras milicias para intentar desestabilizar la región antes de la secesión, una acusación que Jartum niega.

Athor "estaba planeando otro ataque", advirtió el portavoz del Ejército de Sur de Sudán (SPLA), Philip Aguer. "Por ello, el SPLA lanzó un ataque preventivo en tres lugares", agregó.

Aguer señaló que catorce miembros de las tropas de Athor y siete soldados murieron en un ataque en el sur y que espera detalles de otras dos personas. Agregó que las tropas de Athor se vieron obligados a abandonar una base en Korwac.

Athor señaló a Reuters que 176 soldados murieron en los combates y solo lamentó 19 bajas entre sus tropas. Asimismo, puntualizó que había sido forzado a salir de una base.

El ex oficial del Ejército sursudanés se rebeló el año pasado tras denunciar que fue engañado por el gobierno de Jonglei en las elecciones nacionales.

Athor dijo que estaba dispuesto a negociar un acuerdo con el Ejército de Sur de Sudán, pero "seguirán atacándonos". "En su mente nos quieren aplastar", sostuvo Athor, quien agregó que no cree "que se pueda aplastar a una guerrilla".

El Ejército acusó a Athor de acabar con una tregua con la matanza a mediados de febrero de más de 200 personas en el área Fangak, en Jonglei.