El Grupo de Contacto sobre Libia afirmó este miércoles que planea facilitar "armas no ofensivas" a los rebeldes libios, a quienes, además, podría financiar. El foro de países aliados considera necesario que el líder libio, Muamar el Gadafi, renuncie para que "el pueblo decida su futuro y comience un proceso político".

"Compartimos el punto de vista de la resolución 1973 (del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Libia) que no prohíbe el suministro de armas no ofensivas para la defensa propia", afirmó el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini.

Por su parte, el ministro catarí de Asuntos Exteriores, jeque Hamad bin Yasim bin Yaber al Zani, flanqueado por sus homólogos británico, William Hague, e italiano, Franco Frattini, consideró necesaria la marcha de Muamar Gadafi: "Es necesario que renuncie para que el pueblo libio decida su futuro y comience un proceso político. El régimen libio perdió la legitimidad por lo que debe abandonar el poder", dijo Al Zani, que leyó las conclusiones del comunicado final de la reunión del grupo.

El llamado Grupo de Contacto sobre Libia, integrado por representantes de los países aliados en la intervención internacional contra el régimen de Gadafi, celebró hoy su primera reunión en Catar, después de ser anunciado el pasado 29 de marzo en Londres.

Al Zani, que calificó los resultados de la cita hoy como "buenos para proteger al pueblo libio", destacó que el Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTI), que "gobierna" temporalmente en las zonas rebeldes de Libia, "es el representante legítimo del pueblo libio para dialogar con él".

En ese sentido, "acordamos formar un mecanismo financiero para administrar la ayuda financiera al Consejo Nacional Transitorio Interino -indicó Al Zani-. Trabajaremos en coordinación con el Consejo para crear un mecanismo y dar pasos seguros para que las organizaciones humanitarias puedan hacer llegar ayuda".

Al Zani reiteró la importancia de dejar a los libios la libertad de decidir sobre su futuro y resaltó que el respaldo al pueblo de Libia será el principal punto de ayuda del Grupo de Contacto.

Por ello, el Grupo de Contacto reiteró que "se debe garantizar la aplicación de las resoluciones de la ONU para ayudar a proteger a los libios, especialmente de Bengasi, de las agresiones de Gadafi", apuntó Al Zani.

"Es necesario que los aliados cumplan con las decisiones adoptadas por la ONU, ya que el régimen de Gadafi continúa con sus agresiones", subrayó el también primer ministro catarí, quien instó a las fuerzas de Gadafi a que se retiren de las ciudades libias que ocupan como Misrata, Briga, Ajdabiya y Zintan.

Y recalcó que "la solución política es la principal para resolver el conflicto".

Al Zani consideró, asimismo, que el régimen de Gadafi debe cumplir con todos los acuerdos sobre derechos humanos internacionales, restaurar los servicios básicos como el suministro de agua y de electricidad, y liberar a todos los presos políticos.

También, el Grupo de Contacto manifestó su satisfacción por el informe presentado por una delegación de la Unión Africana que visitó en los últimos días Libia.

Al Zani adelantó que la próxima reunión del Grupo de Contacto se celebrará en Italia, aunque no precisó la fecha.