Al menos 40.000 seguidores del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, conocidos como 'camisas rojas', han salido a las calles de Bangkok este domingo con el objetivo de conmemorar el primer aniversario de la protesta, cuya disolución violenta por parte del Ejército acabó con la vida de 26 personas y con cerca de 800 heridos.

"Lloramos la pérdida hace un año de vidas estas inocentes. Estamos aquí para recordar la violencia de hace un año contra el pueblo tailandés. Estamos aquí para exigir justicia", ha declarado un dirigente de los 'camisas rojas', Nattawut Saikua.

Los 'camisas rojas', afines al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en 2006 en un golpe de Estado, han insistido en que continuarán con sus protestas hasta que se juzgue a los responsables de las muertes. En total fallecieron 5 militares y 21 civiles, incluido el cámara de televisión japonés Hiro Muramoto, empleado de la agencia de noticias Reuters.

Los manifestantes ocuparon el centro financiero de Bangkok durante diez semanas en primavera del año pasado. La violencia entre los 'camisas rojas' y las fuerzas de seguridad se tradujo en la muerte de 91 personas y que otras 1.800 resultaran heridas.

Hasta el momento no se ha condenado a ningún cargo por su responsabilidad en la acción del Ejército. Mientras, el Gobierno niega que el Ejército abriese fuego y responsabiliza de este hecho a unos misteriosos hombres encapuchados vestidos de negro.