La Fiscalía de Milán ha concluido la investigación a las tres personas del entorno del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, supuestamente implicadas en el caso Ruby, por el que el mandatario será juzgado por abuso de poder e incitación a la prostitución de menores.

Así lo anunció hoy el fiscal jefe de Milán Edmondo Bruti Liberati, en un comunicado en el que ofrece nuevos detalles sobre la investigación al representante de artistas Lele Mora; al director de informativos de canal de televisión Rete Quattro, Emilio Fede, y a la consejera de la región de Lombardía Nicole Minetti.

A los tres se les investigaba desde el año pasado por supuestos delitos de proxenetismo e inducción a la prostitución de mayores y menores de edad por el llamado caso Ruby, cuyo sumario fue dividido en dos, dejando el otro para el procesamiento del primer ministro, cuyo juicio comenzará en Milán el próximo 6 de abril.

La Fiscalía, que se prevé que en los próximos días formule su solicitud de juicio, sostiene que Mora, Fede y Minetti indujeron a prostituirse a la joven de origen marroquí Karima el Mahroug, conocida como Ruby, desde septiembre de 2009, cuando ésta tenía aún 16 años (su cumpleaños es el 1 de noviembre).

Por esas fechas, el presentador de informativos Emilio Fede, según él mismo ha reconocido, colaboró en un concurso de belleza celebrado en la localidad siciliana de Taormina, en el que Ruby participó y en el que ambos se conocieron.

La Fiscalía de Milán, que ha basado su investigación en numerosas escuchas telefónicas y que sostiene que el mandatario mantuvo relaciones sexuales de pago en trece ocasiones, tiene constancia de la presencia de la joven por primera vez en la residencia de Berlusconi de Arcore (norte de Italia) en febrero de 2010, cuando tenía 17 años.