La fiscalía escocesa anunció este jueves que quiere interrogar al recién desertado ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, actualmente refugiado en Reino Unido, en relación con el atentado de Lockerbie de 1988.

"Hemos notificado al Foreign and Commonwealth Office (el Ministerio de Asuntos Exteriores) que la fiscalía y las autoridades investigadoras escocesas desean interrogar al señor Kusa en relación con el atentado con bomba de Lockerbie", informó la Fiscalía en un comunicado.

"La investigación sobre el atentado de Lockerbie sigue abierta y nuestro propósito es seguir todas las pistas importantes", añadió. Musa, antiguo jefe de la Inteligencia libia, huyó ayer miércoles a Reino Unido.

Un total de 270 personas -259 en el avión y once en tierra-, en su mayoría estadounidenses, murieron en 1988 después de que un avión de la compañía norteamericana Pan Am estallara en pleno vuelo cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie.

Kusa pertenecía por entonces a los servicios secretos libios y participó posteriormente en las conversaciones que permitieron la excarcelación en 2009, por "motivos humanitarios", del único condenado por el atentado de Lockerbie, el ciudadano libio Abdelbaset Alí al Megrahi. Fuentes del Gobierno británico han asegurado que no hay cargos pendientes contra él.