El dictador libio, Muamar el Gadafi, ha hecho una aparición pública esta noche en Trípoli para saludar a unas docenas de partidarios, según las imágenes difundidas por la televisión oficial libia.

Gadafi saludó delante de su palacio de Bab El Aziziya a sus partidarios con una mano levantada haciendo el signo V de victoria.

La docenas de manifestantes delante del palacio portaban imágenes de Gadafi y emblemas verdes, el color símbolo del régimen libio. Ésta fue la primera vez desde hace dos semanas que Gadafi aparece en publico.

En su ultimo mensaje, una declaración a la agencia oficial Jana, el 30 de marzo, Gadafi advirtió a los países aliados de que la situación en Libia podría "escapárseles de las manos" y los acusó de lanzar una guerra de cruzadas en el Mediterráneo.

El régimen libio, dispuesto a negociar reformas

"Quieren que el país avance hacia el cambio" sin su padre; "los deseos de los rebeldes son sus propios deseos"; son declaraciones de una fuente cercana que anunció que Saadi y Sif al Islam Gadafi (dos hijos de Muamar Gadafi, dirigente libio) buscan una transición democrática. De hecho, están trabajando en un plan para ello. Ni el Consejo Nacional Libio ni la Unión Europea (UE) van a aceptarlo, porque consideran que ambos 'propulsores' son parte de un régimen que "debe marcharse". Mientras, el país norteafricano pierde ciudadanos a cada día que pasa. Este lunes, los bombardeos se centraron sobre Brega y Misrata, donde hubo, al menos, cinco víctimas mortales, según los testigos.

Dos hijos de Gadafi intentan promover un plan de transición a la democracia bajo la dirección de uno de ellos, Sif al Islam Gadafi. Lo apoya su hermano Saadi, militar de carrera con formación universitaria, empresario y futbolista profesional. Un alto responsable diplomático muy próximo a ambos lo explicó al diario 'The New york Times'. En cuanto al mandatario libio, se desconoce cuál será su postura al respecto, aunque la fuente aseveró que podría estar de acuerdo con la iniciativa.

Los dos "quieren que el país avance hacia el cambio" sin su padre. El responsable explicó que "deben enfrentarse a demasiados escollos de la vieja guardia, y, si consiguen salir adelante, levantarán el país rápidamente". De hecho, uno de ellos ha dicho en numerosas ocasiones que "los deseos de los rebeldes son sus propios deseos", aseguró la fuente.

El dirigente tiene siete hijos, que se han convertido en sus principales confidentes, sobre todo después de la reciente deserción de Musa Kusa, su anterior ministro de Asuntos Exteriores. En el seno de la prole hay importantes diferencias. Según el periódico, los dos mencionados se han mostrado partidarios de la apertura económica y política, mientras que Jamis y Mutuassim siguen vinculados a la línea más autoritaria.

El primero ha jugado un importante papel en la represión interna, desde sus posiciones de mando en el Ejército. El segundo es miembro de la seguridad nacional y comandante de su propia milicia. Además, está considerado un duro rival para Saif al Islam en la batalla por la sucesión de su padre.

En todo caso, el Consejo Nacional Libio ya recordó la semana pasada en rueda de prensa que no aceptaría la presencia de "ningún miembro de la familia de Gadafi" en el futuro gobierno libio. Tampoco está de acuerdo Bruselas, que este lunes dijo que no admitirá que ninguno de los dos pilote la transición.

"El régimen de Gadafi debe marcharse (...) Los hijos de Gadafi son parte del régimen", explicó Michael Mann, portavoz de Catherine Ashton, Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE. "Queremos que se respete la voluntad del pueblo de Libia y que haya una transición hacia la democracia. El régimen ha perdido toda su legitimidad y debe marcharse", reiteró.

El Ejecutivo comunitario opta por ejercer "la máxima presión" para lograr la salida de Gadafi. Espera lograrlo "a través de una combinación de las sanciones económicas y la presión política". El portavoz recalcó que Bruselas está dispuesta a apoyar la transición democrática en Libia, "como en Egipto", pero una vez "cesen las hostilidades" sobre el terreno.

A pesar de que el Servicio de Acción Exterior no mantiene contactos directos con el régimen de Trípoli, Ashton está al tanto de que "varios" estados miembro, como Grecia y Malta, mantienen canales de comunicación. Se relacionan, así, tanto con representantes del régimen como del opositor Consejo Nacional Libio, al que la UE reconoce como "un interlocutor" válido en Libia, pero no el único.

Turquía aseguró este lunes que está tratando de negociar un alto el fuego con el país de Oriente Próximo. Por ello, pretende reunirse con ambas partes: "Hablaremos y veremos si hay una base común", dijo una fuente de Exteriores. De momento, este lunes llegó a Ankara Abdelati Obeidi, viceministro de la misma cartera en Libia. "La reunión de hoy con el representante del Gobierno es muy importante", dijo Ahmet Davutoglu, titular de Exteriores turco.

El país "continuará haciendo lo posible para que pare el sufrimiento y para contribuir en la elaboración de una hoja de ruta que incluya las demandas políticas del pueblo libio". El ministro aseguró que está manteniendo contactos también con el Consejo Nacional y que espera la visita de varios de sus representantes "en los próximos días".

El emisario de Gadafi visitó Grecia este domigno. Allí aseguró que quiere terminar con el conflicto. También vajará a Malta este martes.

La UE buscará información 'in situ'

De cualquier manera, el diplomático italiano Agostino Miozzo, responsable de Gestión de Crisis del Servicio de Acción Exterior, se trasladará este martes a Benghazi. Irá al frente de una delegación de la UE procedente de El Cairo con el objetivo de recabar información sobre la situación sobre el terreno.

Miozzo tiene previsto quedarse "varios días" en Libia para reunirse con varios representantes del Consejo Nacional Libio, de algunas ONG y con "todos los representantes de partidos políticos que pueda". Tampoco descarta visitar "otras ciudades" si las condiciones de seguridad lo permiten sobre el terreno, ha aclarado el portavoz.

Su país de origen reconoce como "único interlocutor legítimo" del país norteafricano al Consejo Nacional Libio, anunció este lunes Franco Frattini, ministro de Exteriores italiano. Después de su encuentro con Ali al Isawi, representante de la política exterior de los rebeldes, aseveró que no descarta de armar a los líderes del levantamiento, "como último recurso".

Según recordó, la resolución de la ONU autoriza emplear "todos los medios" para proteger a la población civil, por lo que esta acción quedaría respaldada. Italia quiere "una Libia unida" que a través "del Consejo Nacional de Transición promueva una reconciliación nacional".

El ministro anunció que se usarán "aviones italianos para transportar a los heridos del hospital de Misrata", la ciudad del oeste del país controlada por los rebeldes y escenario de violentos combates. Además, se pondrá a disposición de Libia

Misrata y Brega, principales focos de los enfrentamientos

Las ciudades de Misrata y Brega son el foco principal de los ataques de Gadafi. Sus fuerzas bombardearon zonas residenciales de la primera. "El bombardeo, con morteros y artillería, comenzó a primera hora de la mañana y continúa", declaró un testigo llamado Gemal a Reuters, que se lamentaba: "Esto es puro terrorismo". Un médico identificado como Ramadan confirmó después que el número de muertos por este ataque ascendía, como mínimo, a cinco.

Ésta es la tercera localidad más grande del país norteafricano. El mandatario la tiene rodeada y sus ataques, que comenzaron hace varias semanas, han matado o dejado heridas a cientos de personas. De hecho, según Gemal, también hubo intensos bombardeos este domingo. Dos personas fallecieron. Un habitante explicó que las calles de la urbe están llenas de cadáveres y que los hospitales están al límite entre tanto herido.

Las autoridades insisten en que no están atacando a civiles en Misrata, sino que está luchando contra bandas armadas relacionadas con la red terrorista Al Qaeda. También niegan su autoría en los ataques de Brega. "Están esperando en el acceso oeste y disparan con sus morteros contra cualquier avance de los rebeldes", explicó un combatiente llamado Yussef Shawadi.

El mismo lunes, hubo bombardeos contra dos campos petrolíferos del este y el sur del país que ahora están en manos de los líderes del levantamiento popular, informó Al Yazira.