El mandatario libio, Muamar Gadafi, ha asegurado este viernes que las Islas Canarias, Andalucía, Sicilia y otras islas mediterráneas son tierras árabes que deberían ser liberadas, al tiempo que ha asegurado que enviará a cientos de libios para perpetrar atentados suicidas en Europa en venganza por la campaña militar de la OTAN contra su país.

"Cientos de libios se convertirán en mártires en Europa. Yo os digo, ojo por ojo y diente por diente, pero nosotros les daremos la oportunidad de entrar en razón", ha afirmado el mandatario libio en un mensaje de audio difundido por la televisión estatal.

Gadafi, cuyas fuerzas están combatiendo contra el avance de los fuerzas rebeldes y contra los aviones de la OTAN, ha realizado este discurso en la localidad de Sabha, situada a unos 800 kilómetros al sur de Trípoli.

"La OTAN lo lamentará cuando la guerra llegue a Europa", ha advertido, antes de asegurar que las islas Canarias, Sicilia, otras islas mediterráneas y Andalucía son tierras árabes que deben ser liberadas.

El discurso de Gadafi, ante unas 50.000 personas, demuestra que el mandatario libio todavía mantiene el apoyo popular en las zonas que controlan sus fuerzas.

"El pueblo libio no tiene problemas. Son los poderes coloniales los que tienen un problema. Quieren controlar nuestro petróleo. Están celosos porque Dios no has dado el regalo del petróleo", ha asegurado.

"No les tememos. No tenemos otra opción que resistir, convertirnos en mártires y luchar hasta el final", ha concluido.

Gadafi vuelve a retar a la OTAN y asegura que su régimen no se acaba con él

El coronel Muamar al Gadafi ha vuelto a retar a la OTAN y a los rebeldes libios al asegurar con motivo de una concentración multitudinaria en la ciudad de Sebha (sur), que su régimen no se terminará aunque a él le llegue el fin, porque Libia es del pueblo.

"Creen que la gran revolución se termina con el fin de Gadafi. No, porque esta es la revolución del pueblo libio", dijo el dirigente en unas declaraciones a la televisión estatal reproducidas por la agencia libia, Jana.

Además, agregó que "el pueblo libio no puede dejar el petróleo ni su destino en manos de una banda, ni puede rendirse de nuevo a la colonización, por lo que ha decidido vivir libre o morir en su tierra".

En este sentido, insistió en que "la autoridad es la del pueblo libio, este régimen político es el régimen del pueblo libio, elegido por el pueblo libio, decidido por el pueblo libio y lo lleva a cabo el pueblo libio".

En su mensaje se extendió sobre esta cuestión asegurando que los países de la OTAN "creen que el régimen en Libia es como sus extintos regímenes reaccionarios dictatoriales y capitalistas en los que si dimite un ministro o una alianza gubernamental cae el gobierno de manera definitiva".