Un militar italiano resultó hoy herido de gravedad al estallarle un paquete bomba en el cuartel que alberga la sede del comando de la brigada de paracaidistas Folgore, en la localidad de Livorno (noroeste).

Según informaron fuentes militares, se trata del teniente coronel Alessandro Albamonte, de 41 años, que ha sufrido la amputación de cinco dedos (dos de la mano derecha y tres de la izquierda), así como heridas en el rostro y en las piernas a causa de la deflagración.

Tras la explosión, el militar fue trasladado de urgencia al hospital de esa localidad toscana, donde los médicos han diagnosticado que ha sufrido también daños significativos en los ojos.

El comandante de los Carabineros (policía militarizada) en Livorno, Francesco Zati, explicó que el objeto que estalló era un sobre de los que se utilizan para el envío de objetos frágiles y que se está investigando lo sucedido.

Otros atentados similares en diciembre

En una nota, el Ejército precisó que el militar se encontraba en su oficina, donde al intentar abrir el sobre se registró la explosión.

Hasta el momento, el atentado no ha sido reivindicado, aunque los investigadores, según la prensa local, barajan la posibilidad de que detrás del mismo se encuentre un grupo anarquista.

Asimismo, no descartan que el paquete bomba de hoy pueda estar relacionado con los ataques de características similares que se registraron el pasado diciembre en diferentes embajadas en Roma y que fueron reivindicados por la Federación Anarquista Informal (FAI).