Seis personas han muerto este viernes al explotar una bomba en un colegio electoral en Saluja, en el interior de Nigeria, horas antes de que se abriera el plazo de votación en las elecciones parlamentarias.

"Seis personas muertas han sido confirmadas, no tenemos muchos detalles", ha afirmado la portavoz de los Servicios Estatales de Seguridad, Marilyn Ogar, en declaraciones a Reuters.

El portavoz de la Agencia de Gestión de Emergencia Nacional, Yushua Shuaib, ha asegurado que la explosión provenía de una bomba que ha causado daños materiales. Responsables de la Comisión Nacional Independiente Electoral han confirmado que acudieron lo antes posible al lugar de los hechos. Las fuerzas de seguridad han acordonado la zona.

El mes pasado, tres personas murieron y 21 resultaron heridas tras explotar un coche bomba en la misma localidad.

Por otro lado, en la localidad de Shani, en el noreste de Nigeria, un hombre armado ha matado a al menos cuatro personas que estaban colocando los materiales para la votación.

"El secretario general del gobierno local del PDP --Partido Democrático Popular-- en Shani es uno de las cuatro personas fallecidas por disparos esta tarde en la sede de la Policía cuando distribuían materiales electorales", ha declarado un responsable policial en declaraciones bajo condición de anonimato. Un político del PDP, Saidu Pindar, ha confirmado también el ataque.

Una milicia islamista radical, Boko Haram, ha perpetrado varios ataques contra la Policía y los líderes políticos de la región de Borno durante la campaña electoral. Varias personas han fallecido hasta el momento.

En Kaduna, en el norte de Nigeria, un hombre ha fallecido al estallarle uno de los artefactos explosivos que supuestamente estaba fabricando, según han informado fuentes policiales.

Asimismo, el pasado martes se produjeron varias revueltas en la conflictiva zona del Delta del Níger. Un candidato a entrar en el Parlamento fue objeto de un ataque con dinamita perpetrado por tres asaltantes.

Tensiones en el delta del Níger

"La Administración está almacenando armas y munición", ha asegurado la oposición del Partido Laborista esta semana en un comunicado. "El propósito de esta violencia orquestada es subvertir la voluntad del pueblo", ha añadido.

El otro partido de la oposición, Acción Congresista de Nigeria, acusó al Gobierno de intimidación y arrestos masivos, incluyendo a uno de los candidatos, en la provincia de Akwa Ibom, en el sureste del país, y otras regiones del Delta del Níger.

Nigeria celebrará este sábado las elecciones parlamentarias, mientras que las presidenciales tendrán lugar dentro de una semana. Los nigerianos elegirán a sus presidentes regionales el 26 de abril.

La ONG estadounidense Human Rights Watch ha calculado que más de 85 personas han muerto desde noviembre en enfrentamientos violentos ligados a las primarias de varios partidos políticos y la campaña electoral.