La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, urgió hoy a las autoridades sirias a poner fin al estado de emergencia en el país, a liberar a todos los manifestantes detenidos y a escuchar las demandas de la población.

"El uso de fuego real y de una fuerza excesiva contra los manifestantes pacíficos debe cesar inmediatamente y ser duramente condenado", dijo Ashton en un comunicado.

La Alta Representante de la UE expresó además su "profunda preocupación" por el "creciente número de personas muertas y de manifestantes arrestados" en la ciudad de Deraa (sur del país).

"Reiteró el llamamiento de la UE a las autoridades sirias para que protejan el derecho de asamblea pacífica y respeten los estándares internacionales, ordenando el uso de medios no violentos a las fuerzas de seguridad", indicó.

Ashton reclamó también la "liberación inmediata de todas las personas arrestadas durante las manifestaciones" y el fin del estado de emergencia decretado en el país.

Además, exigió al gobierno que responda a las "aspiraciones legítimas" de la población que pide reformas políticas y socioeconómicas.