“Pese a los llamamientos para reactivar el conflicto con Marruecos en el Sáhara en su versión más cruenta, la bélica, de momento, debemos subrayar que sólo hay comunicados del Polisario, y mucho ruido en las redes sociales, pero pocos hechos constatados”. Fórum Canario Saharaui, que preside Miguel Ortiz, excoronel de la Guardia Civil, denuncia en un comunicado la veracidad de las informaciones que el Polisario está haciendo llegar sobre la situación en el Sáhara por lo que ha pedido “responsabilidad a la ciudadanía interesada en este conflicto, a los medios digitales, y a las redes sociales, que están dando excesivo pábulo a esta situación debido a la utilización de fotos y videos que son de otras épocas y lugares, dando paso a la desinformación, los bulos y las ’fake news’”.

Desde este Fórum Canario Saharaui acusan a esos medios de “maximizar los incidentes hasta elevarlos a un escenario de guerra total, hablando de muertos, heridos, ataques varios”. En este sentido, destacan que “todo esto tiene su efecto multiplicador en redes sociales, donde de manera alarmista y manipuladora se ha llegado incluso a poner en peligro la integridad territorial de Canarias”. Por ello, defienden que “lo responsable, en un caso como este, es esperar noticias de agencias, medios y fuentes fidedignas, huyendo del pozo negro que a veces son las redes sociales”.

Ruido y atasco en la frontera

Asimismo, desde este grupo que lidera Miguel Ortiz, apuntan que pese a que el presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, declarase oficialmente en uno de esos comunicados la ruptura del alto el fuego firmado en 1991, llamando a tomar medidas con respecto a la implementación del estado de guerra, “Marruecos ha optado por la prudencia después de esta declaración de ruptura, y mientras el Polisario divulga haber atacado a las FAR en varios frentes del muro y en Guerguerat, los medios oficiales marroquíes no consideran esos ataques, cuando no los desmienten”.

Sobre la avivación del conflicto en el Sáhara en estos días, apuntan que, desde el pasado 21 de octubre, un grupo numeroso de saharauis, a instancias de la dirección del Frente Polisario, ha estado bloqueando el paso fronterizo de la zona sur limítrofe con Mauritania, en el conocido como paso del Guerguerat, y desde donde se accede a la ciudad mauritana de Nuadibú y es por ello que el pasado viernes intervienen las Fuerzas Armadas Reales Marroquíes “evitando cualquier contacto con personas civiles”. Según aseguran, el pasado viernes habían 208 camiones bloqueados a ambos lados de la frontera, y muchos de ellos eran de empresas españolas, especialmente gallegas, cuya flota faena en Mauritania.

Ponen de relieve además que, dicho paso fronterizo, es utilizado por el Frente Polisario “como lugar de conflicto y fuente de tensiones, cada vez que necesita llamar la atención a nivel internacional o desviarla de otros asuntos, con el consiguiente foco mediático y titulares que reaviven la llama del enfrentamiento armado.

Ruido y atasco en la frontera

Para Fórum Canario Saharaui “el motivo no es otro que la pérdida constante de credibilidad de sus dirigentes —ya en plena gerontocracia— entre su refugiada población, que redunda en la perdida de apoyos a su causa a nivel internacional”. También lo atribuyen a los reveses internos, en tanto que “el nuevo Movimiento Saharaui por la Paz, de reciente creación, reclama su cuota de liderazgo con objeto de llegar a una solución pacifica que el Polisario no ha sabido encontrar, más allá del consabido referéndum”.

Atribuyen a las “pretensiones belicosas” de Ghali todo el conflicto en el Sáhara. Así, recuerdan que en 2017, cuando se produjo una escalada de tensión, pese a los repetidos llamamientos de la ONU y de su secretario general, Antonio Guterres, el Polisario se negó durante meses a retirarse del área, cosa que no tuvo más remedio que hacer, después de elevar la tensión en la zona bajo las órdenes de su secretario general.

Asimismo, también apuntan como en los ochenta, y cuando más virulencia terrorista ejercían el Polisario en los ataques a los pesqueros canarios que faenaban en el banco canario sahariano, el máximo responsable era Ghali, como ministro de defensa de la RASD. “No es casualidad por ello, su querencia por este tipo de escaramuzas desde que dirige el Polisario”, subrayan.

Ante esto, Fórum Canario Saharaui espera que impere la cordura entre los dirigentes del Polisario, atienda a las peticiones de Naciones Unidas, y se aleje de cualquier opción beligerante.

Por otro lado, ayer activistas saharauis han denunciado que “decenas” de saharauis han sido detenidos en las últimas horas en operaciones de las fuerzas de seguridad marroquíes coincidiendo con el aumento de la tensión tras la intervención militar marroquí para levantar el bloqueo de la carretera de Guerguerat.

“Comandos especiales allanan casas de saharauis. Decenas de jóvenes han sido arrestados, maltratados y torturados por las fuerzas de ocupación marroquíes en campañas de arresto a gran escala.Marruecos está violando el derecho internacional humanitario. La misión de la ONU prefirió callar”, ha publicado la organización de Derechos Humanos Equipe Media.

Además, han informado de manifestaciones en El Aaiún de activistas que han exhibido banderas de la autoproclamada República Saharaui y han expresado su apoyo a la decisión del Frente Polisario de dar por roto el alto el fuego vigente desde 1991.