Diez personas ha muerto y 30 han resultado heridas después de que una enorme pared rocosa de un cañón se precipitara este sábado sobre unas lanchas turísticas en un lago del estado brasileño de Minas Gerais, que sufre un fuerte temporal de lluvias en los últimos días.

El Cuerpo de Bomberos ha comunicado que los equipos de rescate localizaron los cuerpos de los dos últimos desaparecidos reportados en la zona del accidente, que tuvo lugar en el municipio de Capitólio.

El Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais informó inicialmente de 20 desaparecidos, pero horas después redujo sustancialmente esa cifra tras contactar con buena parte de esas víctimas que habían sido rescatadas con vida por otras embarcaciones.

El accidente ha dejado además una treintena de heridos, la mayoría leves, aunque cuatro de ellos necesitaron ser hospitalizados.

Ocurrió sobre las 11.00 hora local (14.00 GMT) en el lago Furnas, un punto turístico del municipio de Capitólio (sureste), cuando un bloque de piedra de grandes dimensiones cayó desde una altura de cinco metros sobre cuatro embarcaciones, de las que dos fueron impactadas de lleno.

Un vídeo que circula en redes sociales muestra el momento en que la enorme roca se desprende de la pared del cañón y se precipita sobre el grupo de lanchas que se encontraban en el lago.

Las fuertes precipitaciones podrían ser la causa del desprendimiento

En otro vídeo instantes antes del accidente se observa a las embarcaciones afectadas intentando alejarse de la pared del cañón, entre las advertencias y los gritos de las personas que se encontraban en las lanchas de alrededor.

Los bomberos han cesado las labores de búsqueda cuando ha anochecido por cuestiones de seguridad y las retomarán este domingo.

Las autoridades brasileñas sospechan que las fuertes precipitaciones de los últimos días presionaron las paredes del cañón, lo que pudo haber provocado el deslizamiento.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, Pedro Aihara, ha explicado en declaraciones al canal GloboNews que esa región de cañones está formada por rocas sedimentarias "más susceptibles a las acciones del viento y las lluvias" y, por tanto, "presentan una resistencia menor". "Estamos en un periodo bastante lluvioso, lo que ha podido acelerar la penetración de agua en la estructura rocosa", expresó.

Bolsonaro califica el suceso de "desastre lamentable"

Por su parte, la Marina de Brasil ha abierto una investigación para esclarecer las causas y las circunstancias del accidente.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha calificado el suceso de "desastre lamentable" y ha destacado el papel de la Marina en los trabajos de rescate y auxilio a las víctimas.

Por su parte, el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, también ha lamentado lo ocurrido en sus redes sociales y se ha solidarizado "con las familias en este difícil momento. "Seguiremos actuando para dar el apoyo y el amparo necesarios", ha manifestado.

La localidad de Capitólio, situada a unos 280 kilómetros de Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais (sureste), es un destino turístico durante todo el año por sus impresionantes gargantas que pueden visitarse por medio de paseos en lancha.

En otro punto de Minas Gerais, las fuertes lluvias han provocado también este sábado el desbordamiento de un dique de la siderúrgica francesa Vallourec que ha obligado a cortar la autopista que une Belo Horizonte con Río de Janeiro, sin que se hayan registrado víctimas mortales.