El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido de que el impacto de la pandemia de COVID-19 "se sentirá durante décadas".

"El impacto de la pandemia de la COVID-19 se sentirá durante décadas, especialmente entre los grupos más vulnerables. Cuanto más se prolongue la pandemia, peores serán esos impactos", ha resaltado en rueda de prensa este lunes tras la firma de un convenio de colaboración con la Mancomunidad de Naciones.

Tedros ha insistido en que las "devastadoras" consecuencias de la pandemia de la COVID-19 "van mucho más allá de la propia enfermedad". "Ha profundizado las desigualdades económicas, sociales y sanitarias en todo el mundo, en países de todos los tamaños y niveles de renta", ha detallado.

Por eso considera "fundamental" que los países "colaboren aún más para apoyar a todos los países a vacunar al 70 por ciento de su población para mediados de este año, fortalecer la resistencia de los sistemas de salud y trabajar por una recuperación económica inclusiva".

Tedros ha defendido la necesidad de "reducir esta brecha" como "una prioridad urgente para la OMS, no sólo para controlar la pandemia y salvar vidas, sino también para proteger los medios de vida y apoyar una recuperación sostenible". "Sólo podemos salvar esa brecha trabajando juntos en colaboración, como ocurre con muchos de los retos a los que nos enfrentamos", ha apostillado.

En este contexto, el acuerdo con la Mancomunidad de Naciones establece siete prioridades: "Promover la salud para todos, fortalecer la seguridad sanitaria mundial, promover entornos saludables, mejorar la salud de los grupos vulnerables, transformar el aprendizaje permanente, construir una asociación de datos y crear un espacio para la innovación".