Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

¿Qué países de Europa están registrando un aumento de casos de Covid?

El repunte de positivos de los últimos días hace pensar en que la vuelta a la normalidad no será tan rápida e incluso que habrá una séptima ola

Varias personas con mascarilla en Lisboa en una imagnen de archivo.

Tras más de dos años de pandemia, la reducción de las cifras de contagios ha llevado a los países de la Unión Europea (UE) a relajar las restricciones y medidas contra la Covid-19 durante los primeros meses del 2022. Sin embargo, el repunte de positivos de los últimos días hace pensar en que la vuelta a la normalidad quizás no es un camino tan recto e incluso en una posible nueva ola.

Cada país vive una situación particular y, en consecuencia, también lo son las reacciones de cada gobierno. Esto es lo que está sucediendo:

1. Francia

La administración francesa registró el jueves 50.769 casos de covid-19, lo que representa la mitad en comparación con la semana anterior. En Francia se detectaron en los últimos siete días una media diaria de 66.695 positivos, unos datos que reflejan una clara mejora de la situación epidémica después de que esta empeora a finales de marzo.

Casi todas las restricciones sanitarias por la pandemia dejaron de aplicarse en Francia desde el 14 de marzo, con la única excepción del uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público y los hospitales. Como era previsible, con el retorno a la normalidad, se produjo entre finales del mes de marzo y principios de abril un aumento de la circulación del virus. Este desembocó en un pico de 150.000 positivos diarios. Ahora se hace notar con un número creciente de decesos, unos 148 diarios según la media de la última semana. Una nueva oleada de casos que también se debe a la subvariante BA.2 de ómicron.

Pese al incremento de casos a principios de abril, las autoridades francesas se felicitan por la disminución considerable en la última semana. Actualmente, no está previsto restablecer restricciones, como la obligatoriedad de la mascarilla en tiendas u oficinas. El 80,9% de los franceses recibieron al menos dos dosis de la vacuna contra el covid-19. Pero el 40% de los vacunados no se inyectaron la tercera dosis. Desde mediados de marzo, los mayores de 60 años pueden recibir un cuarto pinchazo de la sustancia inmunizante.

2. Italia

El jueves 28 de abril, se registraron 69.204 nuevos casos de Covid en Italia. Una cifra que confirma la tendencia al alza en el país alpino. Desde que empezó la pandemia, más de 16.349.000 millones de personas han contraído la enfermedad (incluidos los que se han recuperado y han muerto). Las muertes el 28 de abril fueron de 13, otra cifra al alza. El total en toda la pandemia los fallecimientos han sido de 163.244, la octava cifra más alta del mundo. A nivel territorial, las regiones con mayores incrementos en términos de infecciones son Lombardía (8.634), Campania (7.313) y Véneto (6.948).

En este contexto de incremento de casos, las mascarillas seguirán siendo obligatorias en Italia en los transportes públicos y en algunos lugares cerrados hasta el 15 de junio. Se exigirán para acceder a los cines, los teatros, los eventos en recintos cerrados y para entrar en los hospitales, dijo el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, quien añadió que el Gobierno tiene la intención de ser cauteloso a la hora de levantar las medidas restantes. Alrededor del 84% de los italianos han recibido las dos dosis de vacuna recomendadas, mientras que más del 65% de las personas han recibido una tercera dosis de refuerzo.

3. Portugal

El último informe del Instituto de Salud Ricardo Jorge (INSA) apunta a un aumento de los contagios por Covid en Portugal. La tasa de transmisión R(t) se ha situado en valores positivos tras alcanzar el 0,71 a mediados de febrero y los expertos prevén que la tendencia siga al alza en las próximas semanas. La incidencia acumulada supera los 960 casos por cada 100.000 habitantes a nivel nacional, con especial impacto en el centro del país y en los archipiélagos de Madeira y Azores.

El aumento de los contagios coincide con el alivio de las medidas aprobadas recientemente por el Gobierno luso, como el fin del uso obligatorio de las mascarillas en interiores decretado el pasado 21 de abril. Desde entonces su uso es recomendado en todos los espacios cerrados, excepto en el transporte público, hospitales, centros de salud y residencias de mayores. Además, el Ejecutivo dejará de financiar a partir de mayo los test de antígenos gratuitos que ofrecía a la población desde mediados de noviembre, primero con un máximo de cuatro pruebas mensuales y después con un máximo de dos.

El Gobierno ha tomado esta decisión tras comprobar un descenso importante en la realización de test, que coincidió con el fin de la norma que obligaba a presentar una prueba negativa para acceder al interior de los restaurantes, hoteles y a los locales de ocio nocturno. Lo que sí sigue en vigor son las cuarentenas obligatorias para los positivos, tanto los asintomáticos o con síntomas leves -de siete días- como para los que presenten síntomas moderados -de 10 días-. Los expertos confían, sin embargo, en que los altos porcentajes de vacunación eviten un aumento pronunciado de las hospitalizaciones en los próximos meses.

4. Reino Unido

En el Reino Unido no hay alerta de nueva ola de coronavirus. El número de infectados por Covid sigue siendo elevado, pero los últimos datos sugieren que los casos están disminuyendo. En la semana que concluyó el 23 de abril, la última conocida, el índice de contagios cayó un 24% con respecto a la semana precedente. El total de muertes por coronavirus en esos 7 días fue de 1.150, frente a 2.062 de la semana anterior, con 2,9 millones de contagiados, lo que equivale a una de cada 17 personas en el país. El número de admitidos en el hospital también decreció a 1.455 al día, frente a los 2.400 a finales de marzo.

La vacunación continua. El porcentaje de mayores de 12 años que han recibido una primera dosis es del 92%, el 86% tiene ya la segunda dosis y el 68% la tercera de refuerzo. Las autoridades británicas han eliminado todas las restricciones para prevenir los contagios. Algunos organismos siguen recomendando el uso de mascarilla en los trasportes públicos, aunque pocos la cumplen. Las costumbres se han relajado. Según datos oficiales, casi la mitad de los que dan positivo ya no se aíslan, algo que antes era una obligación legal.

Los hospitales públicos han sido instados a rebajar las precauciones, como la distancia social o los protocolos de limpieza, y retornar a las normas de funcionamiento pre-pandemia. De esa forma se pretende agilizar la actividad y responder a la demanda de camas y cuidados de otros pacientes. Actualmente se ha alcanzado la cifra récord de 6,2 millones de personas en las listas de espera de los centros hospitalarios.

5. Bélgica

De momento, no hay ni alarma ni inquietud en Bélgica. Los casos de covid-19 vuelven a repuntar y cada día hay varios miles de personas que se contagian. Según los últimos datos publicados por el instituto Sciensano, los contagios han aumentado un 7% en la última semana a un ritmo de 6.507 de media al día pero las hospitalizaciones han caído un 15% y un 2,2% los fallecidos. Los modelos a corto y largo plazo muestran una disminución de las infecciones hasta el verano. De ahí que las autoridades sanitarias sean, por ahora, partidarias de gestionar la situación con más flexibilidad y sin una política tan estricta de test como en el pasado aunque en los últimos siete días se realizaron una media de 22.000, un 5% más.

“Hacemos muchos menos test, es verdad. Unos 20.000 o 30.000 al día. Es una trampa porque así es como podemos identificar los casos. Pero comprendemos el cansancio. Es imposible tener una política de test tan intensa como la aplicada hace unos meses. Visto el tipo de variante que tenemos en este momento es suficiente”, ha asegurado este viernes el portavoz interfederal contra el covid-19, Yves van Laethem, en la cadena RTBF. Según Sciensano, la variante ómicron BA.2 sigue siendo la predominante en el país, con un 95% de los casos. No obstante, desde el pasado 29 de marzo se han identificado casos de las variantes BA.4 y BA.5, que representan más del 70% en Sudáfrica y han sido clasificadas por la OMS como variantes de interés, por lo que es necesaria seguir su evolución con atención. Algo complicado, según la universidad de Lovaina, tras el cambio en la política de test que han reducido también la secuenciación genómica.

6. Alemania

La incidencia acumulada en Alemania baja desde hace días. El Instituto Robert Koch (RKI) informó este viernes que es de 158,5 casos por cada 100.000 habitantes. La incidencia registrada el día anterior fue de 826. Ese indicador ha dejado de ser hace tiempo, sin embargo, el principal factor que las autoridades tienen en cuenta a la hora de decidir qué restricciones de la vida pública eliminan o reintroducen. 

La presión sanitaria es, por ejemplo, más relevante: independientemente de la incidencia acumulada por coronavirus, los ingresos hospitalarios por casos graves siguen a la baja. Las autoridades sanitarias dan así por hecho que el pico de la actual ola ya ha quedado atrás. Aunque sigue habiendo muchas infecciones – más de 100.000 registradas sólo este viernes –, no hay peligro de colapso sanitario ni indicios que apunten a que las autoridades del país planeen nuevas restricciones de la vida pública. La llegada del buen tiempo también contribuye a ello.

La mayoría de las restricciones ya son, de hecho, historia en Alemania. El uso de la mascarilla ha quedado restringido en la mayoría de los estados federados al transporte público, los asilos de ancianos, los hospitales y otras instalaciones sanitarias. La cuarentena para personas infectadas quedará reducida próximamente a cinco días – actualmente es de diez pudiendo acabar con ella tras una semana con un test antígeno negativo –. La cuarentena para personas de contacto ya sólo es recomendada y no obligatoria.

Compartir el artículo

stats