Además de la expulsión disciplinaria de Danny, la gala de ´Gran Hermano 14´ de este lunes ha dejado muchos momentazos. Entre ellos el más emotivo fue el reencuentro de Kristian y Sonia.

La pareja, que llevaba una semana separada, se reencontró durante la gala de ayer. El italiano ha vivido durante una semana en el apartamento paralelo a la casa, participando en el juego que 'GH' le planteó junto a los gemelos sevillanos.

Entre besos, abrazos y sin soltarse de la mano, la canaria y el ´pelocho´ disfrutaron de un encuentro de lo más romántico.

Por otra parte, también se incorporaron al programa dos nuevos concursantes. Al igual que los gemelos, vivirán en la casa paralela y tendrán que cumplir una difícil misión.

Desireé y Adrián tendrán que robar a sus compañeros lo que ´el Súper´ les mande sin ser vistos ni oídos. Entrarán en la casa, vestidos de ´cacos´, cuando se les avise y tendrán un tiempo determinado en cada misión. "Si os descubren, habrá consecuencias", les dijó Mercedes Milá.

Otro de los protagonistas de la noche fue el novio de Miriam. Tras ver a su novia protagonizar un 'edredoning' con Igor, Miguel acudió al plató de 'Gran Hermano 14' para compartir con todos cómo está viviendo estos momentos tan complicados.

El joven no quiso entrar en la polémica y se limitó a decir que hablaría con la alicantina cuando salga de la casa.