Kiko Veneno regresa a las islas para presentar en formato acústico su último trabajo llamado "Sensación térmica" y hacer un repaso por los temas más importantes de su carrera.

Canciones como "Volando voy", "Echo de menos" o "Lobo López" sonarán el jueves 2 de octubre en el Auditorio Insular de Fuerteventura, el viernes 3 en el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas y el sábado 4 en el Teatro Insular de Lanzarote.

José María López Sanfeliu nació en Figueres (Gerona) allá por 1952, hijo de militar y payesa. Creció en Cádiz y Sevilla., así que este andaluz profundo se ve obligado de vez en cuando a defender su tierra original y combatir los prejuicios que rodean a Cataluña y a los catalanes.

Desde que hace 30 años fundó el grupo "Veneno", Kiko está considerado como el pionero en la fusión entre el pop y el flamenco.

Como solista, sus letras han enganchado al público por su sencillez, pero al mismo tiempo, han estado siempre repletas de juegos de palabras, de humor, de ironías y de inteligencia. Ha compuesto un gran número de canciones para Pata Negra y para Martirio. No puede olvidarse tampoco que es el autor de Volando voy, inmortalizada por Camarón de la Isla.

Sus discos rebosan buenas ideas y se manejan bien en un estilo. Llegaron al mercado de la música española como un pop individualista, desafiante y de profundas raíces creadoras.

En 2012 Kiko recibía el Premio Nacional de Música Actual por "su contribución decisiva durante más de tres décadas y media a la integración de tradiciones musicales internacionales e hispanas". Es un reconocimiento justo al hombre que se sacó de la manga "Volando voy" (primero escuchada a Camarón); fusionó sagazmente flamenco y rock junto a Raimundo y Rafael Amador en Veneno; y ha traído tantos personajes y canciones imborrables a la música popular de este país.