El escenario del Teatro Cuyás recibe este fin de semana (viernes, a las 20.30 horas; sábado, a las 18.00, y domingo, a las 19.00) al Premio Nacional de Magia y creador del programa de Discovery Max 'El mago Pop', Antonio Díaz, que llega a la isla con su último espectáculo, ´La gran ilusión´.

'La gran ilusión', que mezcla magia de precisión con trucos de gran formato con los que Díaz ha dejado boquiabiertas a miles de personas varias ciudades de nuestro país, se basa en la película 'El show de Truman', protagonizada por Jim Carrey.

Como en la famosa película, en el espectáculo, una modesta cadena de televisión produce un reality show cuyo protagonista es el centro involuntario del programa. Se retransmite las 24 horas del día y los familiares y amigos que aparecen en él son, en realidad, actores. Todos, a excepción, claro está, de Antonio, que, desde niño, está obsesionado con los juegos de manos. Vive convencido de ser un ilusionista excepcional, hasta que un día descubre la verdad. Sintiéndose engañado, decide abandonar el show y demostrar al mundo que, pese a todo, él es un gran mago, para lo que monta un espectáculo al que pondrá por título 'La gran ilusión'.

El montaje, que ha sido presentado en rueda de prensa por el propio Díaz junto al coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria, Larry Álvarez, y al director artístico del Cuyás, Gonzalo Ubani, cuenta con la colaboración de Josep María Pou, Emma Vilasarau y Joan Dausá.

A partir de 12 euros (más descuentos), las últimas entradas se encuentran a la venta a través de los canales habituales con que cuenta la Fundación: la taquilla y la web del Teatro Cuyás (www.teatrocuyas.com) y Entradas.com.

Pasión por la magia desde niño

A pesar de su juventud, Antonio Díaz (Badia del Vallès, 1986) acumula gran experiencia como mago. Empezó en este mundo siendo muy pequeño, cuando un amigo de la familia le descubrió una moneda en su oreja. Antonio se quedó tan asombrado que estuvo semanas mirándose en el espejo para averiguar de dónde había salido aquella pieza de metal.

En los años siguientes se empeñó en dominar la magia, hasta que a los 13 se hartó, abandonó la magia por completo y se sumergió en una juventud convencional.

Con 18 años empezó a estudiar Arte Dramático en el Institut del Teatre de Barcelona. Fue allí donde se reencontró con su vocación: en un ejercicio de clase hizo un truco y sus compañeros se quedaron maravillados. "Hacer magia es como ir en bicicleta. Una vez que has aprendido la técnica no se olvida", afirma Díaz que, con sólo con 20 años, fundó con un compañero su propia compañía, Los Abozzi, con la que debutó de forma profesional en el Cafè-Teatre Llantiol.

En el verano del 2007 Los Abozzi representaron durante tres semanas el espectáculo ´Sueños´ en el Club Capítol de Barcelona. El montaje funcionó gracias al boca a boca y a la insistente publicidad que ellos mismos realizaban allí donde podían. Fue tal el éxito que los ficharon en el Teatreneu, pequeño espacio cultural del barcelonés barrio de Gràcia en el que estuvieron todo un año, ganando, en 2008, el Premio Nacional de Magia.

Después, Díaz continuó su carrera en solitario. En 2009 le surgió la idea de crear 'La asombrosa historia de Mr. Snow', espectáculo que produjo con sus propios ahorros y que estrenó en 2011 en el Club Capitol. Allí estuvo dos meses, hasta que el Teatre Alexandra se interesó por la propuesta. Lo ficharon para tres semanas y estuvo dos años con funciones intermitentes que alcanzaron los 100.000 espectadores.

Por último, a finales de 2013 y tan solo unas semanas antes del estreno en Barcelona de 'La gran ilusión', arrancaba en Discovery Max 'El mago Pop', programa donde Antonio puso a prueba la teoría de los seis grados de separación y que le llevó a viajar por todo el mundo haciendo trucos de magia a personajes de la talla de Stephen Hawking. Con un nuevo formato, más espectacular aún, el espacio volverá próximamente a Discovery Max.