No cabe duda de que la isla de Gran Canaria es todo un paraíso para disfrutar de la naturaleza y una de las mejores formas de hacerlo es a través del senderismo.

En esta ocasión, proponemos detenernos al oeste, en Mogán y en La Aldea de San Nicolás, con sus fiestas patronales recién celebradas y donde El Charco volvió a brillar después de dos años en blanco por la pandemia del coronavirus.

20

Fiesta del Charco 2022 José Carlos Guerra

Pero La Aldea es algo más que una cita anual para pescar la lisa, esa fiesta ancestral que, como las ramas, hunde sus raíces en la Canarias prehispánica.

La Aldea se prepara para pescar la lisa tras dos años de pandemia

La Aldea se prepara para pescar la lisa tras dos años de pandemia Judith Pulido

La orografía del oeste de Gran Canaria es única y escarpada. Ofrece unos parajes naturales de inigualable belleza, con un alto valor ecológico y fantásticas vistas panorámicas que hacen de este lugar un maravilloso territorio virgen. En otras palabras, un marco ideal para la práctica de senderismo para todo tipo de público y con distintos niveles de dificultad.

Los caminos se encuentran en relativo buen estado desde que el Cabildo de Gran Canaria y los ayuntamientos de La Aldea de San Nicolás y Mogán culminaran hace cinco años su gran obra de acondicionamiento y señalización. Gracias a esto, multitud de canarios y extranjeros han podido conocer en los últimos años los valores naturales de ambos municipios. Todos estos senderos, los barrancos, presas y calas a los que dan acceso se enmarcan dentro de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

Rutas de senderismo en Gran Canaria: Entre La Aldea y Mogán

Rutas de senderismo en Gran Canaria: Entre La Aldea y Mogán

Terrenos nivelados, firmes y bordes reforzados, así como señalización informativa a lo largo de los senderos permiten realizar unas caminatas seguras, ideales en muchos casos para completar en familia.

Los núcleos principales de población de los municipios de La Aldea de San Nicolás y Mogán están comunicados por senderos.

  • El sendero S-73, de 20 kilómetros, permite ir desde Mogán hasta La Aldea de San Nicolás y viceversa, pasando por Veneguera, Tasarte, El Hoyo y El Pinillo. Tiene una dificultad media y lo que sí es aconsejable en esta fecha es a la hora de abordarlo ir bien pertrechado de agua, de protector solar y un gorro o sombrero para cubrir la cabeza.
  • El sendero SL-01, entre la Degollada de Tasarte y La Aldea de San Nicolás, pasando por El Viso, Hoya del Mediodía y El Pinillo. Tiene 12 kilómetros y dificultad media.
  • El sendero S-79, entre Tasartico y El Albercón, 16 kilómetros de dificultad alta pasando por Guguy Grande, Guguy Chico, Peñón Bermejo y Cuermeja.
  • El sendero SL-06, que es la ruta circular en Tasarte, de 4 kilómetros y dificultad baja. Este es el más aconsejable si se piensa ir con niños no acostumbrados a caminar mucho.