Editorial Herques.

Intervienen: Mª Antonia Perera, directora general de Patrimonio Cultural, Gobierno de Canarias, Germán Santana, profesor de Historia Moderna, ULPGC y el autor.

'Las Lenguas Cortadas', es un libro donde se conjugan la literatura, la ciencia y el arte, pues incluye una original novela de Cirilo Leal, la aportación histórica del catedrático Antonio Tejera Gaspar y las ilustraciones de Miguel González, Hugo Pitti y Martín & Sicilia.

La enigmática trama de la Novela que se incluye en la primera parte de este libro se centra en las revueltas de las poblaciones bereberes contra el imperio romano, la maquinaria militar más implacable de su tiempo, que tuvieron lugar en el norte de África durante el siglo primero de nuestra Era, así como su deportación a las Islas Canarias y la leyenda de "Los Lenguas Cortadas". La búsqueda de un misterioso manuscrito perdido llevará a la protagonista a un pueblo remoto, en el que se asentaron los primeros habitantes de las islas ("Los Lenguas Cortadas"). Fuerzas oscuras e intrigantes se opondrán a que ese legado vuelva a la luz y siga enterrado en las cavernas, auténticos santuarios de la memoria, para ser pasto de las mordidas del tiempo y la furia del mar. Una apuesta de rebeldía contra el silencio y la desesperanza.

En el epílogo se recoge la información que actualmente se conoce sobre las deportaciones a las islas de poblaciones norteafricanas, después de la ocupación de sus territorios por Roma en el año 146 a.C., así como los castigos infringidos a los bereberes rebeldes, como el de las "lenguas cortadas", por haberse sublevado contra las legiones romanas, y la represión sobre las formas de vida tradicionales de las etnias que vivían desde Túnez hasta Marruecos. Se alude, asimismo, a las naves en las que pudieron ser transportados esos insurrectos a este Archipiélago, destacando las dificultades de la navegación en esa época para sortear las corrientes y los temporales de las siempre peligrosas aguas del Océano Atlántico. Y se plantean, además, los problemas con los que se encontrarían estos grupos humanos, originarios del continente africano, tras la llegada a unas islas desconocidas a las que debían de adaptarse para sobrevivir.