¿De quién es esta tierra? De nadie.

Durante cientos de años esa fue la sentencia que reinos de Europa hacían de Canarias. Un vergel donde vivían unos aborígenes cuyo origen se desconocía en ese momento.

Un sitio fácil de acceder, de invadir también, estratégico en el mapa del mundo.

Al final fue el Reino de Castilla quien se hizo con las islas. Y en 1478 cuando se funda una de sus principales ciudades. La hoy conocida como Las Palmas de Gran Canaria.

Esa fue la primera visita, de muchas, que ha tenido la ciudad. Algunas pacíficas, otras por necesidad, muchas por interés. Se la ha intentado invadir de forma activa y de forma pasiva, se ha intentado cambiar su idiosincracia.

Ahora, en su plaza principal, confluyen cuatro curiosos invadidos, sus puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste. Ellos, cuya única función ha sido señalar sus virtudes y desaires, ahora narrarán con pasajes de ensoñación cuáles ha sido cada una de esas visitas.

Desde tozudos turistas, pasando por ingleses con estrategias enrevesadas, temidos corsarios hasta incluso comerciantes franceses o portugueses que tenían más de un interés oculto.

Un espectáculo hecho para la calle, para la ciudad, lleno de música (en directo), canto, baile, acrobacias y humor, esa sátira precisa que necesita una historia así. Todo para contar un viaje al tiempo, pero hecho del revés, porque lo que pasa ahora, pasó antes, y lo que pasó antes volverá a pasar después.

La increíble historia de la ciudad al revés es el cuento de siempre, contado como en un mapa, con sus puntos cardinales, sus pesares y sus bondades. Con su cariño, cariño al teatro y a la música.

EL GATO ENFRIFAO (CANARIAS)

TEATRO FÍSICO

Duración aproximada: 60 minutos