Cayetana H. Cuyás presenta su exposición individual Vista de pájara. Retratos que reúne una selección de obras realizadas en los últimos cinco años.

La artista establece un recorrido dividido en cuatro espacios diferenciados: dormitorio, imaginario, salón y tiempo. Nos invita a imaginar y reflexionar a través de sus instalaciones, pinturas, vídeos y dibujos.

En la muestra también se exhiben sus cuadernos de trabajo con bocetos, anotaciones y dibujos previos. Desde una vista de pájaro, Cuyás plantea un recorrido íntimo en el que reflexiona sobre las formas, los colores, las experiencia y sensaciones.

El artista y comisario Rafael Arocha nos introduce en la exposición con un texto titulado Contarnos que estamos vivos:

“Nos situamos en un tiempo de excesos. En una batalla que lidiamos de manera individual. Nos enfrentamos a las consecuencias de la sobreestimulación y al imperio de lo anodino. Un mundo de incertezas donde nos invade un profundo sentimiento de anhelo por aquello que resulta o percibimos como “verdadero” o genuino. Ante esta radiografía toda expresión artística honesta y sincera recobra esa finalidad del arte que nos recuerda qué es estar vivo. Una finalidad primigenia que nos conecta con nuestra propia esencia, que apacigua el desasosiego de vivir en lo contemporáneo.

Ahora y siempre un artista milita en un universo de obsesiones y descontentos, de apegos y desconciertos íntimos. Vista de pájara nos traslada a la militancia del arrebato y el inconformismo, se abandera de la inocencia y la infancia para, en un mundo de creyones, formas primarias y personajes pop (de popular) recordarnos que este estar, este vivir se puede hacer jugando, y que es igual de pleno si lo hacemos dejándonos llevar por el ensueño. Atrevernos a mirar con descaro la realidad es una actitud que proclama que en la inocencia irreverente se sumerge la esencia sincera del ser, la rebeldía que supone querer vivir cada día imaginando.

Vista de pájara imagina desde las distancias. La distancia de la mirada sobre ciudades que nos amplían la vista y nos invitan a escudriñar sus aceras y expresiones, la distancia entre la dicotomía de los géneros que bailan a ritmo de lo abstracto y lo figurativo, las distancias de un cine libre y descarado que nos adentra en la casa de un documental ficcionado sin complejos. La distancia, en definitiva, del tiempo entre quienes somos y quienes fuimos no hace tanto.

Cayetana H. Cuyás nos traslada en sus gestos a ese mundo reconocible de lugares ya visitados en el transcurrir de nuestras vidas. Expresiones que hablan de las lindes de la inocencia y que, a pesar del pasar de los años, todo humano conserva. La ficción, la abstracción, el color y las geometrías nos invitan al inconformismo que supone jugar con el niño que llevamos dentro. Cayetana, Caye, nos invita a jugar y soñar en nuestra ciudad interior pero, sobre todo, nos invita a creernos que estamos vivos.”

Cayetana H. Cuyás (1981, Las Palmas de Gran Canaria)

Licenciada en en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, con especialidad en Artes Plásticas y Cine. Tras completar su formación artística en el extranjero, regresa a Canarias para desarrollar sus propios proyectos. Crea Studio Las Coloradas, foco de creaciones para diversos artistas locales y foráneos. Desde entonces se desempeña como creadora, entre la pintura y la dirección de arte y cine.