El desayuno es la primera comida del día. De hecho, muchos la consideran la más importante. Sin embargo, con la llegada del verano y de las altas temperaturas, las preferencias culinarias cambian. En la época estival apetecen recetas más frescas.

Variados, completos, sanos y equilibrados. También frescos. Estas son las características que debe tener un buen desayuno de verano.

¿Cuáles son los mejores desayunos para el verano?

Desde aprovechar para comer fruta hasta evitar incluir en tu dieta grasas saturadas. Los consejos para tener un buen desayuno en verano son múltiples. Estos son algunos de los mejores trucos:

  • Utilizar al máximo la fruta de temporada: si algo caracteriza al verano es la gran cantidad de frutas de temporada que ofrece. Una de las recetas más populares es la macedonia. Mezclar diferentes frutas te permitirá tener un buen desayuno.

Tostadas de aguacate, huevo y tomates. SHUTTERSTOCK

  • Lácteos fríos: puedes sustituir los lácteos calientes por yogures o queso fresco. Para ingerirlos puedes mezclar en un bol yogur natural, trozos de fruta y almendras naturales.
  • Beber un vaso de agua en el desayuno, pues estar hidratado, sobre todo en esta época del año, es fundamental.
  • Eliminar grasas y azúcares: es importante evitar los alimentos que contengan grasas saturadas y azúcares. Productos como la mantequilla, algunos embutidos o la bollería.

La pediatra resuelve la incógnita: ¿Las lombrices intestinales salen por tomar dulces? Freepik

Las mejores recetas

Algunas de las opciones que puedes incluir en tu desayuno son yogur natural con canela, un poco de sandía o melón, una tostada de pan integral y, para beber, un vaso de agua. A la anterior se añade un café, tostadas con aguacate y queso fresco.

 Además, en caso de que prefieras un desayuno dulce puedes hacer un bizcocho casero o, en un bol, agregar copos de avena, melocotón, avellanas y mezclarlo con un yogur natural.