El Restaurante Castillete es un bonito restaurante en el que podemos degustar su tradicional cocina casera con un toque de la alta cocina. Lo que no deja de ser un mérito en un mercado gastronómico donde se practica poco este arte, junto con un entorno familiar y que tanta fama le dio a la familia Martel en el antiguo Restaurante Castillete.

El local es acogedor y decorado con un toque personalizado, donde el comensal es atendido con un trato exquisito. En la parte exterior en los jardines cuenta con una gran terraza ideal para pasar un buen día de almuerzo con la familia, y donde se aprecian unas bonitas vistas del entorno de La Atalaya de Sta. Brígida, degustando sus exquisitos asados y su ya famoso solomillo a la piedra.

De su cocina les sugerimos: Croquetas Doña María. Judiones de la granja. Garbanzos a lo pobre. Cazuela de lentejas Cha' María. Caracoles en salsa. Queso herreño a la plancha. Codillo de cerdo al horno. Bife ancho asado al estilo uruguayo. Bacalao a la riojana y sus asados de cochinillo y cordero. Jorge Martel sigue manteniendo una clientela fiel en función del contenido de su carta donde la relación calidad-precio es muy buena.