Toni Garrido pondrá cara y voz para los espectadores españoles a la 85ª edición de los Premios Oscar, retransmitida por Canal+ el domingo 24. El exdirector de Asuntos propios (Radio Nacional de España) aplaude que la gala americana haya dejado atrás a Billy Crystal y haya fichado el "gamberrismo" de Seth MacFarlane. Su favorita a alzarse con la estatuilla a Mejor Película es Los miserables. El presentador, productor de YU no te pierdas de Los 40 opina también sobre el futuro del periodismo: "Lo único que puede salvarnos es ser mejores".

-¿Cuál es su quiniela de favoritas para los Oscar?

-Aún no las he visto todas. No tengo favoritas muy claras porque sé que lo de los Oscar es siempre

Muy imprevisible. Sí puedo decirte que Lincoln no la veo como una de las mejores, y creo que Los miserables tiene más posibilidades porque posee la capacidad de volver a emocionar con una historia mil veces contada. Pese a las quinielas, te auguro que habrá sorpresas. Ya las ha habido en las candidaturas: nadie esperaba que Haneke optara a una estatuilla con Amor. La Academia es un cúmulo de individualidades con sus gustos e intereses. Es complicado hacer cábalas.

-La ceremonia es un espectáculo muy pautado y con un guión cerrado. ¿Qué estructura piensa darle a la retransmisión?

-La verdad es que la gala da poco lugar a la improvisación y más allá de la nominación al Mejor Vestuario por Los miserables, no hay representación española en el listado de candidatas. Sobre la gala, he de decir, de todas maneras, que haber elegido a Seth MacFarlane como conductor es un acierto, seguro que nos va a dar que hablar. Creo que Billy Crystal había empezado a perder chispa.

-Después de ser durante tres años la voz en off de los Goya, se cambia de alfombra. ¿Va a echar de menos la tensión que ha habido en las últimas ediciones?

-Veré la gala desde casa como millones de españoles. Es la gran noche del cine, una industria que debe representarnos. Esto que digo el cine americano ha sabido captarlo muy bien porque detrás hay una enorme maquinaria comercial. En cambio, aquí, en España, se discute mucho sobre el modelo de financiación, la cuestión del IVA, elementos que son ajenos.

-¿Qué futuro les espera a los periodistas en paro?

-El futuro es complicado para todos. En estos tiempos, creo que hay que intentar ser mejores cada día. Tenemos muchos frentes abiertos, están naciendo una serie de medios armados de una calidad extraordinaria para guiarnos por el camino. No sé, yo creo que ahora mismo en muchos medios se están haciendo programas iguales a los que se hacían hace 30 años, y la sociedad ya no es la misma. Hay que adaptarse y cambiar. Lo único que puede salvarnos es ser mejores.

-¿Sigue escuchando RNE o se suma a ese más de medio millón de personas que ha dejado de hacerlo?

-Después de diez años en primera línea, como cualquier persona que le pasa lo que me ha pasado a mí, he dado un paso atrás y me he alejado de ahí. Respecto a RNE, les deseo la mejor suerte del mundo. No soy capaz de opinar porque no la escucho ahora y después de una década necesito airearme.

-¿Le preocupa el rumbo que están tomando los entes de comunicación públicos?

-Mucho. En RTVE han cambiado el modelo. La dirección era antes más independiente y la elegían 2/3 partes del Congreso. Pero se cambió este modelo. Algo que me parece mal y me preocupa mucho.

Por definición, una radio y una televisión públicas son una máquina extraordinariamente útil. Si ésta se usa en beneficio de un partido, pues que el gasto que suponen lo asuma dicho partido y dejen de pagar los ciudadanos. Este modelo de ahora no parece interesante en 2013. Si hay una pérdida de confianza y de oyentes, habría que pensar qué hacemos con los medios públicos y para qué los necesitamos.

-¿El gran problema de los medios es sólo la crisis?

-Los periodistas son el gremio más endogámico que existe, y a veces no miran a la gente, pierden de vista su responsabilidad hacia el receptor. Ése es otro problema.

-Actualmente es el productor del espacio y ´Uno te pierdas nada´, en Los 40 Principales.

-Este programa pretende cambiar el paradigma habitual de programa de radio. Se emite en directo a través de una plataforma de radio interactiva que permite al usuario acceder por internet al audio del programa, a sus mejores momentos en vídeo y acceder a diversos contenidos. Es absolutamente diferente. Además cuenta con los humoristas y actores más divertidos de este país, como Dani Mateo, Joaquín Reyes o incluso Alberto Chicote. Cuando tú no eres el más listo, como es mi caso, hay que rodearse rodearse de tipos buenos.

-Uno de los libros de moda es El desengaño de internet, de Evgen y Morozov, en el que hay tesis del tipo: "Internet favorece más el control por parte de las dictaduras que la propagación de los valores democráticos".

-He leído el libro de Morozov. La gente piensa que esto de internet es un fenómeno, pero lleva 30 años. Es malo si te pasas, claro. Morozov tiene razón en el fondo porque la gente sale cuando no tiene pan, luego viene lo de la libertad. Pero sí es importante señalar que Twitter es una herramienta de comunicación ajena a los movimientos del régimen. Está claro. Por ese motivo la China comunista tiene tanto interés por que la población no tenga acceso libre a internet. La Red no es la gran panacea, pero es una herramienta fantástica que nos permite ser un poco más libres e independientes.