La 'Isla de las Tentaciones 3' comenzó anoche su andadura en Telecinco con tremendo éxito: más de tres millones de espectadores y un share medio del 25,4% que permitió ser la primera gala más vista de la edición. Entre los integrantes estaban los canarios Raúl y Claudia, participantes en 'La Isla de las Tentaciones 3', comenzaron su historia de amor con una relación abierta hace tres años. Ambos entendían que, a pesar de estar enamorados, su atracción por otras personas les impedía guardarse fidelidad y, aunque al principio, tanto Claudia como Raúl, creían estar de acuerdo, pero no todo era lo que parecía.

Se conocieron una noche de fiesta. "Yo le vi el pelo y dije: 'le tengo que conocer", cuenta ella. "Empezamos a hablar hasta que nos liamos". La pareja comenzó teniendo una relación abierta con una condición: contarse lo que tenían con otras personas.

"Yo me lie con un par de chicas y ella con un par de chicos, no nos lo contamos. Incumplimos la norma hasta que ella me dio un ultimátum y entonces todo fue mejor", explica el de Las Palmas de Gran Canaria. "Yo voy con mentalidad de no rayarme, eso es lo importante, disfrutar e intentar sacar algo positivo de todo esto"

"Yo soy más celosa que Raúl, tengo más inseguridades que él en ese aspecto, no pondría la mano en el fuego por él. Voy a disfrutar pero sé que me voy a rayar", cuenta ella por otro lado. 

"Esta experiencia nos va a servir para afianzar la relación", asegura Raúl. "Ahora estamos en un momento dulce de la relación"

Ahora bien, si el formato es rentable, el sueldo de los concursantes debería ser bastante elevado, ¿no? Pues según se reveló a principios de 2020 con el estreno de La isla de las tentaciones, ocurre todo lo contrario.

La información surgió gracias a unas declaraciones de Patrizienta (cuyo nombre es Patricia Domínguez) en las que aseguraba que la productora contactó con ella para ofrecerle "unos mil y pico euros". Es decir, el sueldo por participar en La isla de las tentaciones 3 rondaría los 1.000 euros por persona (no por pareja, que sería el doble), aunque con ciertas ventajas.

"Eran dos meses de grabación a gastos pagados (viajes, dietas, alojamiento...) y hay un sueldo, pero que es de unos mil y pico euros. Me pareció una broma. Ganaba más quedándome en casa" sin abandonar su negocio, explicó la propia Patrizienta por aquel entonces. Es cierto que debido al éxito del programa, estas 'dietas' han podido subir, pero de momento, no hay nuevos datos que inviten a pensar en ello. Eso sí, tras el programa, muchas de las parejas rentabilizan su paso acudiendo a otros espacios de Mediaset.