Carisma, talento, autenticidad y… versatilidad. Todos esos adjetivos son aparentemente necesarios para ser un Drag Queen “de élite”, sin embargo, este último concepto ha sido el más discutido en las redes sociales tras la emisión del segundo episodio de Drag Race España el pasado domingo.

¿El responsable? Drag Vulcano y sus características plataformas. El único representante del arte drag canario de la primera edición española del famoso talent show estadounidense fue expulsado tras cuestionarse su versatilidad al no “bajarse” de sus plataformas.

“Nos gustaría verte en otro registro, fuera de las plataformas”, sentenció Javier Calvo. El resto de jueces, entre los que se encontraba la íntima amiga de Cristina la Veneno e invitada de la semana, Paca la Piraña, asintieron sin ser conscientes de lo que esas palabras provocarían entre la comunidad drag de Canarias. Desde la emisión de este segundo capítulo, las redes sociales se han llenado de mensajes de apoyo al primer finalista de la Gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2020 y de acusaciones de ‘tongo’ a la organización y a la productora del programa de Atresmedia.

“Yo me puedo bajar de las plataformas y subirme a unos tacones. Puedo ser tan versátil como para hacer un drag en plataformas o un drag en tacones; pero si yo tengo que salir de mis plataformas y ponerme en tacones, ¿por qué las otras no tienen que ponerse en plataformas y salir de sus tacones? ¿Queremos versatilidad en todas o solo la quieren en mí?”. Así de tajante se mostró Isidro Pérez (Drag Vulcano), tras la crítica del jurado a su look en homenaje a la Veneno. Los Javis, Supremme Deluxe, y Ana Locking cuestionaron la versatilidad del drag canario, levantando ampollas en toda la comunidad drag del archipiélago. No sin antes haber mostrado sorpresa e interés por su ‘look’ en el momento de desfilar por la pasarela. Curioso, cuanto menos.

Ni sus propios compañeros podían creerlo. Pero, ¿realmente fue justa la expulsión de Drag Vulcano? Si leemos las opiniones en las redes sociales, rápidamente nos damos cuenta de que la mayoría de seguidores del programa no está de acuerdo con la decisión.

Es cierto que Vulcano no había tenido muchos momentos de protagonismo en el programa hasta su expulsión. Incluso se escuchaba a alguno de sus compañeros decir al comienzo del episodio: “vaya, pero si Vulcano habla y todo”, dejando, quizás, entrever lo que más tarde acontecería. Esto, sumado a la mediocre ejecución de su equipo en el desafío principal semanal, ha podido jugar en su contra.

Analizando los ‘looks’ de las reinas, inspirados todos en la figura de Cristina la Veneno y el movimiento trans, Vulcano queda claramente por delante de Arantxa Castilla La Mancha y Hugáceo Crujiente, quienes intentaron darle un enfoque más experimental a la temática de la pasarela. A pesar de ello, el estilo drag del grancanario fue cuestionado por el uso continuado de plataformas en sus looks, algo típico del arte drag en Canarias. Muchos compañeros de profesión del galdense han confesado sentirse menospreciados e infravalorados por el programa al que admiran, ya que parecen valorar más un estilo sobre otro sin más razón que la ignorancia y el desconocimiento de la tradición e historia drag de Canarias.

¿Por qué se le exige a uno cambiar sus plataformas por tacones y no lo contrario al resto de participantes? ¿Realmente existe un estilo de drag más válido que otro? Tristemente, los jueces de Drag Race España parecen tenerlo claro. Y, una vez más, la lejanía y el poco conocimiento del archipiélago canario ha jugado en contra de Vulcano.

Es conocido por todos los seguidores de Drag Race que los expulsados y ganadores son siempre escogidos bajo total subjetividad del encargado de la edición (en el caso de España, por Supremme Deluxe). Y, aunque siempre puede haber discrepancias, las decisiones del jurado profesional suelen respetarse porque hacen referencia a las áreas de mejora de los concursantes. El verdadero problema de la expulsión de Vulcano es que ha sido basada en su estilo como artista, denigrando así el movimiento drag de toda Canarias; relegándolo a un escalón inferior del arte drag “de élite”… si es que eso realmente existe.

En un programa en el que se presume de diversidad y de aceptación no puede caber la discriminación por desconocimiento. El arte drag Canario ha sido pionero en España y, como tal, debería respetarse. Si nadie le dijo a Sagittaria que dejará de salir semidesnuda al escenario, ¿por qué se le pide a Vulcano que se baje de sus plataformas?

La polémica y el drama están servidos. Y tú, ¿crees que Vulcano se merecía la expulsión? Él lo tiene claro.