La semana pasada, Amador Mohedano habló largo y tendido sobre Rocío Carrasco, tanto en la exclusiva que dio en la revista Semana como en su entrevista en Sálvame Deluxe.

El hermano de Rocío Jurado aseguró que desconocía el calvario que ha narrado su sobrina sobre sus vivencias con Antonio David y, de hecho, su relato le estremeció: "Me empezó a temblar todo el cuerpo". Además, ha querido dejar claro que si sale algún diario de su hermana pedirá una prueba de caligrafía: “Si ponen un diario yo sí pediría una prueba caligráfica porque ni lo entiendo ni sé ni tiene nada que ver con nosotros. Yo solo he visto a mi hermana firmar autógrafos y talones de trabajo”.

Niega que Rocío Carrasco le haya llamado 3 veces, tal y como contó el jueves por la tarde María Patiño, y no haya cogido el teléfono: “Es que a mí no me ha llamado, si me hubiese llamado, ojalá, yo lo diría”. Desmiente a su sobrina que dijo que hablaba con su prima: “Con Chayo ha tenido relación, ya creo que hace tiempo que no tienen relación”.

Sobre la vuelta a la televisión de Rocío, el exmarido de Rosa Benito asegura que le parece: “Muy bien. Muy bien, perfecto”. Al igual que Rosa Benito, Amador cree que los le han arruinado la carrera a su hija han sido los colaboradores del programa donde se sentará esta noche: “Hombre, muy injustos. Han sido muy injustos. A Rosario su carrera artística se la han tirado por tierra. Yo defenderé a mi hija toda la vida, pero que si fuera otro tipo de artista diría lo mismo, así no se comporta la gente con los artistas”.

Vieja amenaza

Lo que sí que ha querido confirmar es algo de lo que nunca ha hablado, la supuesta amenaza de Antonio David cuando le dijo ‘espero que no conozcas mi otro yo’“Sí, pero de eso hace muchos años. Eso fue al principio de su relación con mi sobrina. No estaban ni casados”. 

El viernes pasado, el hermano de la más grande se sentaba en ‘Sálvame Deluxe’ para zanjar las polémicas de estos meses, pero sin embargo, abrió otro melón.

Y es que según contó el exmarido de Rosa Benito Rocío Carrasco tiene una deuda con uno de sus hijos de, aproximadamente, 60.000 euros de la herencia que dejó Rocío Jurado. Algo que no conocíamos y que nos dejaba muy impresionados porque, si esto es cierto, la mujer de Fidel Albiac tendría que hacer frente a un pago de una cantidad elevada que le debe a uno de sus primos.

Hemos hablado con Amador Mohedano sobre esta noticia que contó en el programa y nos ha confesado que: “Espero que se arregle”. Y es que lo único que desea el hermano de Rocío Jurado es que Rocío Carrasco salde las cuentas pendientes que tiene con toda su familia, en concreto en este caso con uno de sus hijos.

Nuevamente Amador Mohedano, uno de los miembros de la familia Mohedano que más habla, vuelve a poner entre las cuerdas a su sobrina contando una información que se desconocía hasta el momento y de la que no sabremos que dirá Rocío Carrasco en el que ahora es su programa.

Los Mohedano desconocían el calvario que Rocío Carrasco vivió con Antonio David

El hermano de Rocío Jurado aseguró que desconocía el calvario que ha narrado su sobrina sobre sus vivencias con Antonio David y, de hecho, su relato le estremeció: "Me empezó a temblar todo el cuerpo".

Del mismo modo, tanto otros miembros de la familia Mohedano como Ortega Cano han declarado lo mismo, pero el programa de María Patiño explicó que habían tenido acceso a los 25 folios que se presentaron en 2003 ante el tribunal eclesiástico para pedir la nulidad del matrimonio entre Rocío Carrasco y Antonio David.

En ellos, Rocío Jurado, Ortega Cano, Gloria Mohedano y su marido José Antonio Rodríguez testificaron para pedir la nulidad eclesiástica y contaron las experiencias que Rocío Carrasco vivió con Antonio David, entre las que se incluían insultos, sus relatos de volverse andando a pleno sol mientras estaba embarazada de su segundo hijo.

"Ha sido una convivencia siempre mal, sin afecto ni fidelidad por parte de David. Vi sufrir mucho a mi hija", dice la declaración de Rocío Jurado. "Antonio David no tenía la imagen de esposo dedicado a su compromiso matrimonial. Tenía sus libertades", testificó Ortega Cano.

De hecho, María Patiño entonó el mea culpa y aseguró en Socialité que en su día salieron a la luz esos documentos. "Voy a hacer un examen de mala praxis por mi parte. Esto es del 2003, lo teníamos muchos compañeros de la profesión. No es una sentencia de maltrato en contra de Antonio David, pero podíamos intuir o conocer lo que ocurría en esa casa. No hice muy bien mi trabajo".