Pablo Díaz consiguió convertirse en uno de los concursantes más populares de Pasapalabra. Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que el canario, el ganador del bote de 1.828.000 euros del programa de televisión 'Pasapalabra', tendrá que pagar 870.125 euros en su próxima declaración de la Renta por haberse adjudicado dicho premio.

El concurso de Antena 3 actualmente no tiene unos "magníficos" como sí tienen otros formatos como por ejemplo "Saber y ganar" pero sí que cuenta con un gran elenco de ganadores que, de hecho, son hasta amigos y se reúnen de forma periódica. El hecho de que sean tan conocidos ha hecho que muchos se conviertan en auténticos reclamos.

Tanto que Telecinco se fijó en el concurso y lo compró y empezó a emitir después de Sálvame y antes de su informativo de noche. Sin embargo una demanda de la productora que tiene los derechos de emisión de este formato a nivel internacional hizo que la principal cadena de Mediaset tuviera que dejar de emitir Pasapalabra hace varios meses. El concurso salió a “concurso” nunca mejor dicho y fue Atresmedia la que se hizo con los derechos.

La jugada le salió bien a Antena 3 por dos razones: la primera porque gracias a este programa puede presumir de haber hecho récords de audiencia (de hecho en el mes de enero estuvo a punto de ganarle la batalla a Telecinco de audiencia después de casi dos años de reinado de Mediaset). Pero la importancia de Pasapalabra va más allá Y es que el concurso se emite apenas unos minutos antes del informativo de la noche. Y todas las cadenas quieren liderazgo de audiencia en esa franja para poder presumir de que sus informativos son los más vistos.

El "tongo" de Pablo Díaz en Pasapalabra

Pero no siempre llueve a gusto de todos. Ni mucho menos. Y sino que se lo digan a Pablo Díaz. Hubo muchos espectadores que a lo largo de los últimos meses denunciaron una y otra vez que había habido "un claro tongo" en la actitud del programa con el joven: daba audiencia y por lo tanto lo mantenían. Lo cierto es que la realidad parece que, al menos en parte, las da la razón: el formato ha bajado parcialmente de audiencia.

De hecho algunos ya aseguran que en el futuro puede que Pasapalabra vuelva a repescar a Orestes, uno de los más queridos que nunca llegó a ganar el bote.

"No se puede hacer esto, son las normas dPasapalabra, no había pasado nunca", aseguró Roberto Leal cuando se vio obligado a sancionar a Javier por hacer una trampa nunca vista en el concurso.

La prueba ¿Dónde están? transcurría con normalidad: el participante, Ana Torroja y Leo Harlem intentaban adivinar las nueve palabras escondidas en las casillas hasta que llegó el turno de Javier con 13 segundos por delante.

Javier contestó a todas las preguntas hasta que quedaron 4 palabras y cuatro segundos por delante para descubrirlas. Optó por quedarse callado durante el tiempo que le restaba.

El comentario a Ana Torroja

Ante la expresión de Ana Torroja, el concursante se dirigió a ella para aclararle: "Mejor porque así empatamos. Si hubiera fallado habría perdido todos los segundos".

Pero no solo lo escuchó la cantante, también lo oyó la organización de Pasapalabra, que advirtió al presentador para que interviniera: "Realmente habrían sido cinco aciertos, pero el último te lo tengo que dar como error porque acaba de ocurrir una cosa, que has tardado más de cuatro segundos en responder", explicó Roberto Leal.